Ainara Mantellini: Nunca la lectura es igual porque el libro es infinito

Abr 3, 2017 | Entrevistas

The wynwood times Ainara Mantellini

Por Rayma

¿La gente lee en Miami? cuéntanos tu experiencia con el círculo de lectores

En Miami hay muchos lectores y de acuerdo a mi experiencia la gente lee en simultáneo varios libros y además leen en varios idiomas. Te estoy exponiendo un perfil de un Miami que poca gente ve pero que existe .

¿Cómo llegaste a constituir un círculo de lectores?

Cuando yo llegué a Miami hace 15 años, llegué sola, sin familia ni perro que me ladrara.  Como soy licenciada en Letras he leído toda mi vida y he tenido espacios de participación y foros sobre los libros en Caracas ya sea con amigos, compañeros de estudios, etc. Al llegar a esta ciudad y terminar de leer un libro, me preguntaba ¿qué hago con esto? ¿cómo puedo compartirlo? y encontré un círculo de lectores cerca de donde yo vivía, participé de la experiencia pero no me llenó del todo, luego encontré un círculo de poesía en inglés que luego desapareció, y finalmente en la librería Books & Books, empecé a participar en este círculo de lectores dirigido por Tony Prado como moderador. Tony en un momento se tuvo que marchar pero nos aconsejó seguir organizando las lecturas entre todos y con el tiempo quedé yo como voluntaria para coordinar y moderar las lecturas.

¿Cuánto tiempo tienes coordinando este círculo?

Ya son 8 años, con una base de datos de 180 lectores, abrimos una página en Facebook  (Grupo de lectura en español Books & Books de Coral Gables)  donde ponemos información para captar otros lectores que puedan estar interesados en participar. El grupo creció además, porque empezamos a invitar a la gente a cursos más profundos y a darles otras alternativas.

Hace 4 años iniciamos una serie de cursos con Luis Yslas llamado El oficio de lector. Sin pensarlo, fue todo un éxito el interés y la participación, y desde ese momento Luis viene todos los años a enriquecer el escenario de lectores. La librería también tiene otros grupos de lectores tanto en inglés como en francés y todas las actividades se llenan.

Es decir: no es verdad que en Miami no se lee. Aquí la gente lee y mucho, tanto en el grupo de filosofía, de clásicos en inglés  y al mismo tiempo en español, leen sus 5 o 6 libros al mes.

Piensas que Miami está estigmatizada como un cliché de ciudad externa donde no cabe lugar para la lectura y el mundo interior?

Las ciudades se elaboran un poco así. Si piensas en Barcelona piensas en arte y arquitectura. Lamentablemente cuando piensas en Miami, la ciudad se estableció con etiquetas más superficiales y no necesariamente es así, aquí hay una mixtura muy grande, hay de todo para todos, el evento que quieras, en el rubro que quieras.

¿Miami puede ser un Macondo con aire acondicionado?

Jejeje, bueno por lo menos tiene la misma lluvia algunos meses sin parar. Miami no tiene límites, es mentira Broward, es mentira Aventura, es mentira el sur. La gente se mueve aunque le cueste media hora o más de traslado, y todo el tiempo estás pasando de una frontera a la otra, todo el tiempo conectas un condado con otro y una ciudad con la otra. El mejor ejemplo es Coral Gables que es una ciudad dentro de una ciudad, pero es una ciudad autónoma. Hay una permeabilidad de todo, que muchas veces se hace inabarcable, te encuentras eventos muy buenos pero quedan muy lejos. La ciudad es tan extensa y alberga tantos idiomas y tantas culturas como la judía, latinos, franceses, españoles, brasileños, argentinos, cubanos, haitianos y luego está la cultura de los que están todos mezclados. Hay una riqueza en eso y la ciudad el único límite que tiene es el mar.

The Wynwood Times Ainara Matellini

¿En la experiencia del círculo de lectores en el tiempo, siempre han trabajado con novelas o han experimentado con crónicas o ensayos?

Hemos trabajado poco la crónica, trabajamos más la novela y también hemos trabajado con poesía, pero por lo general la estructura del grupo es para leer ficción en español, hispanoamericana, traducciones cuando son clásicos universales o cuando son de Portugal o Brasil, pero la gente viene mucho  a querer volver a leer novelas clásicas latinoamericanas. Si hacemos una lectura de La ciudad y los perros, la librería se llena, a pesar de que es un libro que tiene montones de años. Tenemos un promedio de 20 a 22 lectores cada mes en cada encuentro.

¿Crees que esa necesidad de leer novelas también está ligada a nuestra falta de identidad latinoamericana?

Sí, creo que tienes razón pienso que hay una necesidad de que el otro conozca  mi historia en esta diversidad de nacionalidades. Si es un libro que va a hablar sobre algún pasaje de la revolución cubana, seguro voy a tener un gran número de lectores cubanos que no solo quieren volver a revisar el duelo, sino que quieren que el otro escuche su historia y poder identificarse y opinar. No sé si en lugar de estar relacionado con la búsqueda de identidad, sea más bien la muestra de identidad y el quién soy yo.

¿Cuáles son los autores que han leído y trabajado durante estos 8 años?

Hay una estructura latente que quiere siempre que exista algún autor grande de nuestra historia latinoamericana: Borges, Vargas Llosa, Cortázar, etc. Incluso una vez leímos Doña Bárbara. Pero si bien hay esa idea de no perder la raíz de nuestra literatura, tenemos también y por petición del grupo un clásico universal al año. Por ejemplo, el año en que murió Ray Bradbury leímos Fahrenheit y de resto nos alimentamos mucho de autores que hayan sido premiados recientemente como por ejemplo Patria o muerte de Alberto Barrera, que aunque pensamos que es una historia muy venezolana, el premio Tusquets nos hizo pensar que hay algo para revisar y que puede trascender las nacionalidades.

¿Cuál es la disponibilidad de libros en español en Miami?

Es un poco limitada. Pienso que las editoriales deberían ponerse las pilas, porque todo lo que se quiere leer acá muchas veces no se distribuye, editoriales como Planeta o Random House, le ponen menos énfasis a los títulos literarios que a otros títulos con salidas más fáciles. La distribución tiene que mejorar y nosotros como lectores intentamos darle la vuelta, tratamos de encargarlos, los pre pagamos, pero necesitamos que mejore el flujo de buenos ejemplares.

¿Será que las editoriales no se han enterado que la gente lee en Miami?

Lo que no saben es lo que la gente lee en Miami, y mucho…

The Wynwood Times Ainara Matellini

¿A la gente le gusta leer en papel o en digital?

La gente lee mucho en digital: reseñas de libros, información variada, noticias, revistas, artículos, pero con el libro hay un afecto y la gente lo quiere tener táctil y rayarlo. En el grupo en general, es mayor el número de lectores en papel, pero no creo que es un tema generacional sino afectivo. Mucha gente dice, me lo leí en digital y me gustó tanto que me lo voy a comprar en papel y eso ya es un tema de atesoramiento.

¿Qué haces cuando te lees un libro muy bueno y se te están acabando las páginas?

jejeje trato de leerlo más lento …

¿La re lectura de  un libro te reencuentra con tus otros “Yoes”?

Cuando lees un libro por segunda o tercera vez después de muchos años y vuelves a leer tus notas, encuentras aquel lector que fuiste y ahora eres diferente, ya que por ese lector han pasado muchas experiencias y muchos libros, nunca la lectura es igual porque el libro es infinito.

Círculo de Lectores en Books & Books de Coral Gables
Tercer martes de cada mes
7:30 pm

The Wynwood Times Ainara Matellini Miami Book Fair

 

Consejos para un lector Mayamero

  1. Esta ciudad tiene muchas conexiones para los lectores, lo primero es asistir a la red de bibliotecas del condado donde viven, que por lo general son todas muy completas, tienen un catálogo muy amplio de libros en español, hay muchos grupos que se reúnen en las bibliotecas sobre diversidad de temas interesantes para leer y discutir, en general son muy amables en la atención, te consiguen el libro que sea e incluso lo mandan a pedir a otras bibliotecas para prestarlo a los lectores, ofrecen “delivery” para las personas de la tercera edad.
  2. Por otro lado hay librerías independientes que no son muchas pero tenemos Books & Books y ahora la Librería Altamira que tiene un amplio catálogo de libros en español muy bien seleccionados, también está la prensa en español, Diario Las Américas, El Nuevo Herald donde se difunden los encuentros y actividades literarias en Miami.
  3. La Feria del Libro de Miami: lo más recomendable es buscarla en la web en inglés como Miami Book Fair y una vez allí te suscribes y vas a recibir por correo la información de los eventos en español. Esta Feria es una visita obligada cada año, la Feria ha crecido tanto que no solo funciona en el mes de noviembre, sino que hay actividades todo el año, para todas las comunidades y en diversos idiomas.