Después de culminar sus estudios de administración en la Universidad Metropolitana de Caracas, iniciar una trayectoria en la carrera de finanzas y trabajar en los emprendimientos familiares Andreina Fuentes (Venezuela, Caracas, 1968) nunca pensó que los caminos de la sensibilidad representarían la posibilidad de reinventar activamente su presente y sus múltiples futuros a través de múltiples roles y rostros.

Bajo el seudónimo de Nina Dotti esta joven creadora caraqueña ha dedicado los últimos 20 años a explorar los territorios del arte y la expresión sensible. Su curiosidad se concentra en las potencialidades del performance participativo y las posibilidades que brinda la cooperación entre diversos actores y plataformas para generar discursos y prácticas orientadas a la transformación y movilización social. Podemos sugerir que el núcleo esencial de su actividad estética está orientado a promover “ecologías culturales” temporales para construir horizontes alternativos que sirvan de evidencia para demostrar que la transformación de las realidades es una práctica viable y necesaria, cuando la experiencia implica el fortalecimiento del tejido democrático

Nina Dotti es una artista centrada en la pertinencia social del discurso sensible. Construye su seudónimo a partir de una confluencia lúdica con el nombre de la fotógrafa italiana Tina Modotti (1896-1942). Un diálogo que resulta fundamental por una triple coincidencia: ser mujeres, artistas y activistas sociales. Para ambas creadoras el ámbito social supone un detonante de acción para concebir la función de arte. En este sentido, las prácticas estéticas representan una vía para manifestar y promover cambios en el orden de las cosas.

Nina Dotti

Nina Dotti asume las vías del arte para manifestar y proponer alternativas que convoquen a la movilidad social, al aprendizaje y la construcción de nuevas formas de ciudadanía y formas de liberación, para ella las realidades son escenarios de permanente transformación y cambio. Nina Dotti aglutina en el contexto de su quehacer artístico a individuos, organizaciones e instituciones para la movilización social orientada a fortalecer los derechos políticos, económicos, sociales y culturales. Es decir, para la promoción y fortalecimiento de los derechos humanos como fórmula para construir una democracia cultural y una cultura democrática.

Durante los años 2004 y 2005 organizó la primera exposición en Venezuela para promover los derechos de la comunidad GLBTI bajo los títulos de “Álbum de Bodas» y «Tránsito», respectivamente. Estas exhibiciones estuvieron basadas en un enfoque interdisciplinario que tomó referentes de la investigación-acción participativa propia de la psicología social comunitaria, así como de elementos de la nueva museología, del activismo de base y de las prácticas artísticas contemporáneas basadas en el contexto.

En el marco de estas exposiciones (acciones-participativas) se constituyeron asociaciones civiles para la defensa de los derechos asociados a la diversidad sexual, se realizaron vigilias de protesta en el espacio público, protestas y acciones jurídicas  ante el Tribunal Supremo de Justicia, jornadas de salud y de derecho a la identidad, se promovieron encuentros académicos, publicaciones, jornadas de discusiones, talleres de sensibilización dirigido a diversos públicos, programas y encuentros académicos.

Nina Dotti. Doña Delincuente

Nina Dotti. El Despojo

Nina Dotti. Las Libertadoras

Nina Dotti.Tremendo Cambur.

Las estrategias y exploraciones articuladas por Nina Dotti crean un abanico de alternativas y referentes de acción que promueven la participación a través de sus inéditas e innovadoras proposiciones sensibles. Su lenguaje personal convoca al público a una sala de exhibición, a una bienal o feria de arte, pero también convoca a manifestar en el espacio público a colectivos de mujeres, a organizaciones por los derechos GLBTI, a creadores y académicos, a organizaciones políticas de base, a emprendedores creativos e innovadores sociales y culturales.

Las convocatorias pueden asumir diversos contenidos y estrategias de amplificación desde un llamado a través de un megáfono, también a través de un espacio de aprendizaje de cuidados de belleza y peluquería orientado a trabajadoras sexuales, hasta una aplicación (app) para dispositivos móviles que genere contenidos sobre la menopausia, o simplemente haciendo uso de las redes sociales para manifestar el “derecho a tener derechos” para hacer presente la voz individual y las voces colectivas de los ciudadanos movilizados para inventar el presente y el futuro de una sociedad como la venezolana amenazada por los signos totalitarios.

Entonces, Nina Dotti convoca a la participación para cambiar y transformar el status quo de las realidades a través de la acción cultural y las prácticas artísticas. Ella puede ser Nina Fuentes, Nina Dotti, Frida Curada, Tina/Nina, Miss Wynwood, Super Woman, Doña Delincuente, ella es múltiple y diferente. Posee la multiplicidad y fortaleza que le brindan su diversos roles y rostros; así como los múltiples poderes y conjuros para imaginar, proponer, conectar y transformar las realidades y hacer de la existencia un espacio para el misterio, la belleza, la imaginación y el regocijo individual y colectivo; o tal como propone Miss Wynwood como proyecto político: “una vida linda y agradable”.

Texto de Gerardo Zavarse.

 

Para mayor información sobre Nina Dotti:

Website: http://ninadotti.com/es/

IG: @laninadotti

Nina Dotti. Happy Frida.

Nina Dotti. Yo Soy Venezuela y Tengo Derecho A.

Miss Wynwood. La dignidad no tiene nacionalidad.

Nina Dotti. Super woman Latin is HOT.