TWT

El mago de los jardines verticales se llama Ricardo Gil, un creador que utiliza la tierra y el agua como herramientas fundamentales para ordenar nuevos ecosistemas verdes que puedan coexistir como paisaje visuales y oxigenantes del mundo contemporáneo.

Lo primero es seleccionar si el ecosistema es de sol o de sombra, esto es fundamental para elegir la clasificación de las plantas y todo depende de donde va a estar ubicada la pared, utiliza también artificios de luces especializadas , cuando la luz solar no es tan generosa, espejos y multiplicadores solares hacen su magia, aunque el ideal es poder contar con una buena entrada de luz para el mejor desarrollo de las plantas y su clorofila.

El juego de combinar, sol y sombra, a beneficio del mundo verde es su trabajo inspirador, la idea es que se genere un ecosistema que trabaje en beneficio propio, las plantas se ínter conectan por abajo y van formando en la tela una red de beneficios orgánicos.

El concepto de los jardines verticales lo inicia Gil con la idea de poner a la altura de los visitantes y del publico urbano la naturaleza al alcance de sus ojos, donde la gente se sorprende con la belleza que admira. Según Gil en la vida contemporánea hemos perdido la sensibilidad y no le prestamos atención a la naturaleza, pero es en la naturaleza donde esta el mayor equilibrio, las cosas mas bonitas y sorprendentes.

Inspiración natural 

Fundador de la empresa de Aqua-Riego, Ricardo Gil se ha dedicado durante casi dos décadas a desarrollar sistemas de riego en áreas ornamentales, jardines , plazas, canchas deportivas, monumentos, autopistas, avenidas, jardineras y paredes vegetales, todo ello con una visión paisajista en la que refleja su pasión por el mundo vegetal que ha estado presente en su vida desde muy temprana edad.

http://organicgreenwall.com