El cacao grabó toda nuestra historia hasta el presente

Sep 1, 2017 | Entrevistas

Maria Fernanda Di Giacobbe
por Rayma

“Mafe” como todos la llamamos es la Diosa del cacao venezolano, el año pasado ganó el  Basque Culinary World Prize , el cual se otorga a chefs con iniciativas transformadoras que logran multiplicar la dimensión de su profesión integrando nuevas aptitudes, creatividad, innovación y preocupaciones sociales sobre un terreno abonado por el intercambio y muy especialmente, que puedan contribuir con la sociedad. Maria Fernanda Di Giacobe es una reina Midas, todo lo que toca lo transforma en una mejor manera de ser y estar, su filosofía de país va de la mano de su amplio corazón y de la dulce voz que la acompaña en un verbo plural iluminado y preciso como sus bombones de chocolate.

¿Cuál es la bitácora actual del Cacao?

El cacao es la identidad del venezolano y es nuestro espíritu, es por eso que la historia se construyó por el cacao y desde el cacao, cosa que ya han dicho Rafael Lovera, Rafael Cartay , Ocarina Castillo, entre otros. Venezuela es como es por su cacao, la forma de su mapa, nuestra economía, nuestra inagotable riqueza.

Gerardo Vivas que es un profesor de la Universidad Simon Bolivar y que da clases en el diplomado de la industria de gerencia del cacao y chocolate, dice que para entender lo que fue el cacao durante la colonia en Venezuela, simplemente hay que ver a PDVSA , el cacao solo es comparable con esa empresa, cacao es oro, petróleo es riqueza y la repetición constante en Venezuela del mono producto aun cuando tenemos recursos en abundancia , es por eso que los errores que se cometieron en el cacao, también se cometieron en PDVSA.

¿Entonces si el cacao es identidad, será que el cacao nos va a salvar?

El cacao no nos va a salvar, el cacao es la guía, pero el cacao es un fruto que acompaña muchos otros recursos. El cacao nace bajo la sombra de los grandes arboles, se acompaña de frutales, se adorna con flores y esta rodeado de insectos, animales y personas. hay que entender el cacao como nuestra cultura.

¿Será que el cacao es un ADN en los venezolanos?

¿Cómo sabías que uso esa palabra? tengo un postre que se llama ADN del cacao y sabe a Venezuela, pero después te doy la receta… jejej . Y también decimos para que nos entiendan los mas jóvenes, el cacao es un disco duro, al igual que la semilla va recogiendo todo el recorrido y lo va grabando, también la maraca de cacao o el fruto grabó toda nuestra historia hasta el presente.

Todo lo que ocurrió con el cacao en el 1700, que se exportaba una parte y la otra se llevaba de contrabando, ocurre con el petróleo de Venezuela hoy en día. Fue tan grande la riqueza que se le dejó a la Compañía Guipuzcoana y la corona le pidió, que no solo transportara y comercializara el cacao, sino que ademas tuviéramos una flota militar que nos defendiera en las costas de los piratas que venían a robar cacao. Eso por un lado y por otro lado que nos abasteciera de alimentos, vestidos, cerámicas y todas esas cosas que eran necesarias para los criollos.

Hoy en día también se le pidió a PDVSA que hiciera la misión alimento y se lleva cocaína en los barcos de PDVSA. Es decir, que al igual que en la Compañía Guipuzcoana esta empresa tiene que solucionar todos los problemas del país. Entonces como no queremos repetir la historia otra vez y como ya aprendimos que de los malos gobiernos solo nos quedaron los cacaos originarios de Venezuela, que no quedaron ni en Colombia, ni en Brasil, ni en Ecuador, ni en Peru, por que con la industrialización de los años 50 todos esos países para proveer la industria, cortaron sus cacaos originarios y sembraron clones productivos. En Venezuela también se tomaron esas medidas, pero el dinero nunca llego al campo y eso permitió que Venezuela siendo el país con mayor biodiversidad de cacaos del planeta, tenga hoy en día esa herencia que son los cacaos originarios.

Hay que decir que los cacaos criollos, los de semilla blanca , los nobles, los dulces, son solo venezolanos. Todo lo que es Zulia, Merida ,Tachira y Trujillo, están llenos de cacao criollo que eran y siguen siendo los mas prestigiosos por la complejidad de sus aromas y por la delicadeza de sus sabores.

The Wynwood Times María Trina Burgos

¿Y entonces cuál es el mensaje?

Nosotros venimos de una familia de cocineros, donde todas las mujeres de esas familias hacen dulces desde hace 60 años, meter ese dulce criollo en la piel de un bombón creó nuestro proyecto Cacao, evidentemente ninguno de los que formábamos parte de esa iniciativa pensábamos el valor que eso tenía, pero sí reconocíamos que estábamos haciendo gastronómicamente hablando, un bocado que sabía a Venezuela y que te podía transportar a cualquier región del país con solo probarlo. Tu te comes un bombón que llamamos Choroní y la gente dice: me siento en playa grande, te comes un bombón de guarapita y la gente dice, estoy en una fiesta de San Juan en Choroní.

Ese universo que nosotros teníamos de sabores bañados con chocolate venezolano, terminó siendo un mensaje y como venimos de negocios familiares, ese bombón se convertiría en una plataforma económica a travez de un oficio, que era muy cercano al oficio de dulcería venezolano y que ademas era muy accesible por que todo el mundo tiene en su jardín alguna fruta. En las comunidades cacaoteras donde hay mango, lechosa, limón, guayaba, naranja, toronja, limonsón, fruta vedada, poma rosa, poma gas, guanábana y pare de contar.

Cuando la situación se pone muy dura en Barlovento que es la zona cacaotera mas cercana a Caracas, en el 2005 empiezan las expropiaciones , los secuestros a lo que queda de los grandes cacaos, empieza la delincuencia a asaltar a la gente en las carreteras, entonces esos pequeños productores de cacao, empiezan a quedarse con los sacos de cacao en sus casas, porque no lo quieren vender en precio muy bajo, porque la exportación arranca y frena, porque todavía hoy en Venezuela, si no eres amiga de alguien no consigues un permiso de exportación de cacao, y cuando uno viaja a cualquier país donde hay venezolanos, te preguntan: ¿Y estamos exportando mucho cacao? y uno lo que le provoca contestar es: “Mi amor tu ves las noticias, tu crees que en un país donde no hay medicinas, se puede exportar cacao?” el cacao sale por barcos que nadie registra, lo dramático de esta situación en el país es que no somos colonizados por una raza distinta, es que no estamos robados por piratas de otro país o de otro continente, es que quien esta haciendo el daño mas grande son de nuestro mismo país y ese es el dolor que sentimos todos. Pero como ya las mascaras cayeron, todo lo que no estamos de acuerdo con esa manera de someter a un pueblo, estamos juntos y eso va a ser muy importante. Todo este tiempo que hemos trabajado con el cacao y el chocolate, nos ha dado maneras de pensar, de reír, de llorar y de planificar, hoy en día estamos mas preparados con productos, que no son los mejores del mundo, pero que son buenos, de calidad. Hoy en día el cacao de Venezuela esta mejor fermentado que el de hace 10 años, los patios de secado se están recuperando, se les están quitando los escombros de encima, con todas las dificultades del país cantidad de muchachos jóvenes, salen de las universidades y se compran una plantación de cacao con los ahorros de sus padres y los convencen de que vale la pena .

Es decir que este proyecto de enseñar el lenguaje del cacao que empezó en Cumbo se ha multiplicado por todo el país y cuando tu me preguntas cual es mi bitácora , lo más feliz es que yo soy libre y nadie me necesita, ese país esta encaminado y la energía del cacao es tan fuerte que ha unido a muchas personas de las comunidades, plantaciones, escuelas de cocina ,de las universidades, etc. Yo diría que por primera vez en diez años, los profesores de las universidades están en las plantaciones y los productores de cacao están dando clase en las universidades, por primera vez la Universidad Simon Bolivar recibe a una cantidad de gente que no se graduó de bachillerato, pero que por su conocimiento ancestral de post cosecha, cultivo e injertación, son profesores de esa universidad.

Ya es hora de ponernos a trabajar, ya es hora de no hablar mas de la gente mala, ya es hora de que esa luz que hay en cada uno de nosotros aparte la sombra y que Venezuela vuelva a ser el país del sol.

The Wynwood Times María Trina Burgos

¿Y que podemos hacer con esa maravilla a futuro?

Primero ya no vamos a tener un gobierno que dependa de un líder , sino de una junta donde la gente pueda legislar de una forma mas cercana al ciudadano, no necesitamos ni un caudillo , ni un héroe, solo necesitamos ciudadanos y trabajadores que juntos decidan hacia donde va el país.

¿Si el cacao hablara, que diría?

El cacao nos esta diciendo: soy renovable, soy ecológico, soy super orgánico, el cacao nos dice siembra con maderales, con frutas, con flores y ya no podemos ser mono productores. Ese cacao es nuestro ADN, los venezolanos somos muy afín al cacao, es decir todos tenemos una abuela, un tío, un primo, un amigo, que tuvo o tiene una plantación de cacao. Cuando vamos a la playa vemos cacao, por las orillas de la carretera, y por todos lados hay cacao. Y el que no esta cercano al cacao come chocolate. De ahí el tiempo que hemos tenido para crear un lenguaje para esa Venezuela que esta naciendo. Esa Venezuela que muere todos los días, pero que en esa agonía esta pariendo y esta pariendo algo muy iluminado. Quizás Venezuela por su ubicación geográfica como entrada a Latinoamérica, ha tenido que llevar la delantera en muchos casos, la hemos llevado con la Libertad y con Simon Bolivar, pero también la llevamos con esta especie de socialismo del siglo XXI donde Venezuela ha servido de plataforma para una cantidad de experimentos que terminaron siendo muy malos y yo sí creo que Venezuela tiene que leer un mensaje después de estos últimos 18 años.

The Wynwood Times María Trina Burgos

¿Qué tenemos que sembrar?

Todo, hay que sembrar todo, hay que recuperar los campos de caña, hay que volver a restaurar los ingenios de azúcar, es un momento maravilloso, de creatividad, de construcción y de trabajo.

¿Qué le hace falta al cacao venezolano y al chocolate Venezolano para ser bueno?

Trabajo, trabajo, trabajo, trabajo… y junto con trabajo tecnología, educación, universidades, y gobiernos acordes con este momento de la humanidad donde estamos pensando en el espacio. No podemos seguir siendo un planeta en el universo queriendo a un caudillo, se acabo la guerra de las galaxias, nosotros tenemos como ciudadanos, que trabajar tanto y ser tan felices, que no haya un pendejo con cien mas que nos gobierne. Eso esta en manos de nosotros, no en manos de ellos.

¿Tú estas consciente que ustedes crearon una Piedra Rosetta de lo que somos?

Yo no sabía nada, solo he seguido mi corazón con una pasión desbordada, que me ha hecho meter en muchos líos.

Si nos olvidamos del plan B e invertimos en el único plan que hay que es el plan V de Venezuela, nosotros vamos a tener el país que queremos.

Toda la gente que vive afuera, está no solo mandando todo su trabajo y toda su energía , sino que están conectados en el mundo para hacer que ese país renazca. Yo voy a trabajar cada día mas para que ustedes vuelvan por que no hay mejor país para un venezolano que Venezuela.

Las raíces del cacao han unido todo el territorio nacional por debajo de la tierra, en la superficie es el chocolate lo que nos enlaza como comunidad. Cada vez que sembramos una planta de cacao sembramos nuestro futuro, cada vez que templamos chocolate templamos nuestro espíritu y cada vez que elaboramos un bombón construimos un país.

http://www.cacaodeorigen.com