“Pestañeó en la oscuridad. Al intentar girarse, un hombre la observaba desde el borde de la cama. La niña ahogó un grito. No tenía tampoco muchas fuerzas para expresar su terror.”

Adentrarse en el género de Terror es un asunto arriesgado. En nuestro imaginario contamos con referentes clásicos como Edgar Alan Poe y H. P. Lovecraft —por mencionar los más emblemáticos—, cuyas historias reposan en nuestra memoria, alguna vez perturbada por sus creaciones. Con esto aclaro que soy un entusiasta del género,  lo respeto y soy exigente con él.

Comencé a leer el libro “No apagues la luz” de Yoselin Goncalves casi inmediatamente después de releer “The exorcist” de William Blatty para un conversatorio que haría al respecto, por lo que mi nivel de expectativa era alto. Con tal preámbulo, me adentré en el mundo de horror concebido por esta novel escritora.

Lo que hallé a través de sus páginas logró sorprenderme.

Con una escritura bastante fluida y directa, logra atrapar al lector con cada uno de sus cuentos. La narración abunda en descripciones que, lejos de restarle suspenso a los cuentos, crea la atmósfera fantasmal adecuada, tan necesaria para relatos de este estilo.

“Se estaba riendo, escupía la sangre y seguía riéndose. Se despejó del dolor y se elevó. Lo último que escuchó fue la voz en la lejanía de su cabeza, susurrante y amenazante…”

Mientras leía, no dejaba de preguntarme cómo habrían sido las vivencias de miedo infantil de Yoselin, qué tan cercana pudo encontrarse de vivir alguno de esos terroríficos episodios o cuán involucrada estaría. No en vano sostiene: “Escribo terror porque es la única manera de proteger a todos mis monstruos”. No obstante, fui descubriendo no solo su mundo, sino una narrativa limpia y bien depurada, digna de un escritor experimentado.

Es importante decir que esta es su primera recopilación de cuentos, pero Yoselin cuenta en su haber con dos novelas: una bilogía “El acecho de los inmortales”, con la cual hizo su debut en el mundo de las letras. Por ello, puedo vaticinar una obra prolífica para esta autora venezolana que, con seguridad, nos seguirá deleitando mucho más con el prodigio de su pluma.

Reseña por Rafael Baralt Lovera.

El libro “No apagues la luz” puede adquirirse en la página WEB de la autora:

RRSS de Yoselin Goncalves:

Más sobre “No apagues la luz”, por Luis Yslas:

«Una joven acude al llamado de una voz perturbadora. La familia Arteaga convive con los espectros de una vieja casa de Barquisimeto. Una niña y su muñeca se defienden del maltrato paterno. Dos mujeres atraviesan una carretera nocturna cargando un ominoso secreto. Un ser mitológico deja su estela de seducción y muerte en las aguas de un lago misterioso. Un escritor frustrado descubre en un espejo su inadvertida identidad. Una pareja rota por el rencor y la enfermedad intercambian cartas donde sobrevive la memoria herida. Estos son algunos de los personajes en cuyas historias se imponen, como signos de un destino adverso, el miedo, la violencia, la locura y el extravío.

El volumen de cuentos No apagues la luz, de la venezolana Yoselin Goncalves, se inscribe de lleno en el género de terror, y su título sirve como advertencia para quien se adentre en estas oscuridades literarias.».