Por Ana Karinna Carbonini y Delia Jardim.

El Origami

La palabra Origami (Oru: plegar y Kami: papel) es de origen japonés y significa doblar papel. El término utilizado en el idioma español es papiroflexia, vocablo compuesto por papiro, “papel”, y flexus, “doblar”.

El Origami es un arte con un potencial académico importante, en el siglo XIX, Friedrich Fröebel, pedagogo alemán y reconocido por la elaboración de materiales y actividades específicas para niños pequeños, incorpora y desarrolla el Origami en sus técnicas de enseñanza a nivel escolar. En Argentina es una actividad con historia utilizada en las escuelas, siendo este el primer país en incorporarlo en su currículo escolar.

El ciclo de la materia en la cadena alimentaria

 Todos los organismos dependen unos de otros para su alimentación a diferencia de las plantas que se nutren de los minerales, el agua y el dióxido de carbono del aire. Las diferentes relaciones alimentarias entre los organismos se pueden representar como “cadenas” o “redes” que permiten identificar “quien se come a quien”  por esto se les conoce como cadenas o redes tróficas o alimentarias.

Construyendo las redes tróficas

Para el referente teórico práctico de Ciencias Naturales relacionado con el ciclo de la materia, los estudiantes de 1er año realizaron afiches que representaron diferentes redes tróficas, durante las clases de teoría y laboratorio de la materia. En el aula se proyectó el video “Como los lobos cambiaron los ríos” y con base a esa información se desarrolló el contenido.

Durante la primera parte del proyecto los estudiantes en el aula, se dividieron en grupos y cada integrante del grupo trabajo en su cuaderno, guiado por el docente una red alimentaria (terrestre o acuática) suministrada. Se plantearon diferentes situaciones, por ejemplo, eliminar un organismo herbívoro y evidenciando los efectos de esta situación sobre los otros organismos que conforman la red.

En la segunda parte del proyecto los estudiantes evocaron los conocimientos aprendidos en clase construyendo las redes tróficas según los resultados de la primera parte de la actividad. Las figuras de los organismos fueron realizadas por los estudiantes utilizando la técnica del Origami y guiándose por diagramas y tutoriales de YouTube.

Los resultados del proyecto evidenciaron el aprendizaje significativo por parte de los estudiantes al construir las redes alimentarias con las variantes relacionadas con el impacto que puede causar sobre la misma la desaparición de un organismo ya sea productor o consumidor. Este aprendizaje fue demostrado durante la construcción de los caligramas realizados en castellano.

Pero los beneficios de este proyecto no solo se encuentran relacionados con el área académica, sino también, con los valores sociales como el trabajo en equipo, y la valoración entre pares. También se evidenció  el uso responsable de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) como herramienta para construir las figuras en Origami (celulares, tabletas, tutoriales de YouTube y aplicaciones).

Ana Karinna Carbonini y Delia Jardim

Las autoras: Ana Karinna Carbonini y Delia Jardim. Foto de Elizabeth Esteves

Por otra parte la papiroflexia según Mendez, 2018 puede traer otras ventajas:

  • Desarrolla la coordinación viso motriz (ojo-mano), mejorando la atención.
  • Estimula la concentración: se mantiene focalizada la atención sobre cada doblez.
  • Refuerza la autoestima: del estudiante al sentir que es capaz de crear algo con sus propias manos lo motiva a seguir aprendiendo y probando.
  • Ayuda a comprender el concepto espacial: arriba, detrás, abajo y delante.
  • Desarrolla el pensamiento lógico-matemático: se realizan cálculos con los pliegues e identifica figuras geométricas.
  • Desarrolla la paciencia: el estudiante aprende a ser constante y paciente para lograr su objetivo.
  • Funcional para el tratamiento de algunos trastornos como el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) o dislexia.

El caligrama como herramienta de expresión

Toda escritura parte de una intención que condicionará la estructura de un texto. De allí que el escritor deba tener conocimiento de las tipologías textuales y de las estructuras que la conforman para darle forma a su escrito. Ahora, no podemos pensar que el proceso de escritura esté atado sólo a las formas o cuerpos, pensemos en el elemento central que desarrolla las intenciones y da sentido a la forma: el fondo.

Uno de los mayores retos del docente es el de incentivar la escritura en el estudiante, de allí que diseñe estrategias de enseñanza-aprendizaje enfocadas en la producción de textos escritos. El estudiante puede obtener conocimiento de la forma que puede adoptar un escrito a través de explicaciones teóricas y de lecturas para el reconocimiento de su estructura, con ello tendrá las herramientas para producir un texto. Pero en cuanto al fondo (tema y aspectos de contenido a desarrollar en el texto), la estrategia va más allá de la lectura e investigación.

En este breve apartado comentaremos una experiencia de los alumnos de Primer Año de Institutos Educacionales Asociados durante el año escolar 2017-2018, con un proyecto que integró las áreas de Castellano y Ciencias Naturales, esto con el fin de dar a conocer cómo una experiencia significativa para el estudiante le puede beneficiar en el acto creador de la escritura

Durante el tercer lapso el área de Ciencias Naturales implementó una serie de estrategias para generar en el estudiante inquietudes y reflexiones acerca de las redes tróficas. Entre las estrategias aplicadas destaca la construcción de redes tróficas a través de figuras de Origami. Logrando así una composición visual a partir de la reflexión de la importancia de las redes tróficas, sus componentes y posibles alteraciones. El área de Castellano aprovechó esta experiencia significativa para generar un espacio para la escritura con la producción de caligramas, recurso poético y artístico que complementaría la red trófica construida en el área de Ciencias Naturales.

Con la producción de un caligrama el estudiante logró reafirmar los conocimientos adquiridos a partir de una experiencia en el área de Ciencias Naturales, aspecto importante para darle fondo, contenido  a su producción escrita con base en sus conocimientos, los nuevos conocimientos que obtuvo a partir de una experiencia significativa. Y la forma del texto le permitió narrar, contar posibles situaciones que le inquietan y lo incentivan a la creatividad para crear otros mundos posibles, llamémoslo también soluciones o propuestas.

El caligrama reforzó en ellos el acto creador en cuanto a imagen y palabra, al tener en cuenta que los caligramas son dibujos hechos con palabras, siendo la imagen final el refuerzo del tema o asunto desarrollado en el texto.

Durante el proceso de escritura se observó que el estudiante optó por los textos narrativos, ya que su necesidad era la de narrar un hecho o suceso que para él era significativo. Las narraciones muestran la sensibilidad del estudiante con su entorno más el cuidado y la originalidad de sus expresiones al hacer uso de las figuras literarias. En cuanto a la forma, las narraciones cumplieron con la estructura requerida al verificar en el texto el uso de los elementos narrativos. La apariencia de los caligramas son una muestra de la creatividad e inventiva de los estudiantes con la mezcla de colores, palabras y trazos. Las dos áreas de estudio pudieron constatar lo aprendido por el estudiante a través del caligrama, el contenido más su apariencia lograron evidenciar el aprendizaje obtenido por el estudiante.

(Todas las fotografías de los trabajos, cortesía de Richard Seijas)

Referencias.

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/f/frobel.htm

https://soyeducadora.com/2012/10/29/froebel-y-la-historia-del-primer-jardin-infantil/

https://educaixa.com/-/el-caligrama

https://www.urbipsi.com/beneficios-del-origami-en-la-educacion/

https://aprendemas.com/es/blog/historico-reportajes/las-tic-en-el-aula-herramientas-para-el-aprendizaje-y-consejos-de-uso-46763

Navarro, C. 2012. Conexos. Estudios de la Naturaleza. Primera edición. Santillana. Caracas. Venezuela.192 pp. AI- AXV.