NP.

Luego de conquistar Europa: 

EL GENIO DEL PINCEL DESAFIANTE RODOLFO VILLAPLANA
LLEGA A MIAMI PARA COMPARTIR SU VIDA

El aclamado artista plástico escoge la Ciudad del Sol para presentar ‘My Life’,
su primera muestra individual en Estados Unidos tras triunfar en el Viejo Continente

MIAMI – Reconocido en el mundo como uno de los artistas figurativos más exitosos de las últimas décadas, el pintor venezolano Rodolfo Villaplana pondrá una pausa a sus proyectos en Europa para presentar “My Life”, su primera exhibición individual en Estados Unidos a realizarse del 16 al 26 de marzo en Casa Lagorce, Miami Beach.

La muestra que reúne algunas de las obras más destacadas e íntimas de su vasta y versátil carrera refleja la cotidianidad de su vida, su diario transitar.  Villaplana plasma en el lienzo a través del óleo piezas que son parte de su estudio. Flores, retratos, naturaleza muerta, detalles corales, objetos vitales en su proceso de transición tras mudarse al sur de Francia, donde reside luego de ser recibido por el alcalde de Antibes, ciudad localizada en la Riviera Francesa donde le fue otorgado un atelier para desarrollar uno de los proyectos artísticos más importantes de la ciudad. Otro indiscutible hito en su carrera que hace que su visita a la Ciudad del Sol esté generando tanta expectativa.

“Presentaré My Life en Miami, porque quiero que el público conozca mi historia.  El título nace de una poesía de Galaktion Tabidze, poeta georgiano que recrea en su poesía este viaje único que tenemos la oportunidad de experimentar. Como venezolano, siempre se me pide pronunciarme sobre la crisis en mi país, pero hay muchas formas de tratar un tema tan complejo como la dictadura. Una manera de hacerlo es la denuncia. El arte es una forma de denuncia. Mi arte le permite al espectador reconocer y asimilar como fuerza lo que tiene frente a sus ojos.  Esta muestra es sumamente especial para mí porque comparte un mensaje de autodeterminación, de resistencia”, dijo Villaplana sobre la exhibición que rinde tributo a la vida con sus luces y con sus sombras.

Rodolfo Villaplana, photo by Kerry Brown

SU VIDA 

Trotamundos por naturaleza, Rodolfo Villaplana decidió salir de Venezuela a muy temprana edad, luego de estudiar psicología y diseño. Esta última disciplina lo acercó a la historia del arte, y tras sumergirse en la obra del pintor italiano renacentista Giorgione, sus dotes artísticos lograron relucir siendo motivado por sus propios maestros para pulir su talento que consideraron único.

“Tuve el apoyo de profesores que supieron apreciar mis capacidades, al igual que el respaldo de mi padre y mi madre, quien además fue pianista. Esa búsqueda artística por consecuencia me llevó a acercarme a la filosofía en una época en la no existían las redes sociales, por lo que uno podía realizar todo tipo de ‘viajes existenciales’ a través de la literatura”, recuerda Villaplana, quien posteriormente continuó su preparación profesional en Valencia (España), Roma (Italia), Berlín (Alemania) y Francia hasta finalizar su maestría en el Chelsea College of Art en Londres, Inglaterra.

Egyptian night

Paul and Nora

Duchamp is dead baja. 180 x 180 cm

PINCELADAS DE PODER

Con históricas muestras en las ciudades más importantes de toda Europa, su indiscutible genio ha sido aplaudido por su inmensa creatividad logrando deslumbrar en el Young Masters Art Prize, la PINTA International Art Fair en Londres, la Bienal de Arte de Venecia, el MOMA de Tbilisi, donde su muestra fue extendida, y posteriormente elegido para representar al Reino Unido en la Bienal de Arte de Irán.

En el año 2015 exhibió “Furore”, una individual que logró “sold out” en la reconocida galería romana Maja Arte Contemporánea, repitiendo en el 2017 con “8 y 1/2”, una muestra basada en la aclamada película del director italiano Federico Fellini.

A esa lista se suman el D Contemporary en Mayfair (Londres) y el Museo de Arte Moderno de Moscú (MMOMA) dos grandes espacios que le han abierto las puertas a un artista que llega a América durante el mes de marzo cargado de éxito y reconocimiento internacional, pero que abraza a Miami lleno de emoción por compartir lo mejor de su obra realista, desligada de cualquier utopía y subterfugio mágico.

Rodolfo se confiesa como un apasionado del cuerpo humano, lo considera el primer y único vehículo que tenemos para comunicarnos. “Pintar es el manantial que alimenta mi voluntad de investigar lo que me rodea. Estoy especialmente interesado en los humanos y su relación con el poder. Desde el momento en el que tengo contacto con el óleo me conecto a infinitas posibilidades. Por eso soy un pintor. No me veo haciendo otra cosa”.

“Me siento muy emocionado de visitar Miami porque es un momento maravilloso en lo artístico y cultural. Lo que se está viviendo pasa pocas veces en la historia de una ciudad. Hay una química, un movimiento y un boom que va a tener su momento pico, pero luego se va a establecer, por eso este tiempo de entusiasmo hay que disfrutarlo y aprovecharlo al máximo”.

Invitacion My Life

Marcellos portrair

The Pope