Una vida en Instagram

May 1, 2017 | Una mirada según…

por Audrey Prieto

Se ha puesto de moda hablar sobre los “influencers”. Un influencer en el argot de las nuevas formas de comunicación – redes sociales – se trata de una persona que se vuelve famosa por mostrar su estilo de  vida, su éxito, sus virtudes, su “savoir faire” en algún área…de manera tal que sus seguidores  – espectadores – se sienten admirados por “tanta dicha”. Un influencer de esta generación se mide por la cantidad de personas que lo siguen, pudiendo llegar a tener millones de ellos en su cuenta de red social…pero un detalle importante es que un personaje famoso de este tipo solamente  sigue a otras personas también consideradas influencers.

La red social Instagram ha sido una palestra  mundial para estos personajes que acumulan millones de seguidores. En este caso no quiero hacer referencia a políticos, artistas o deportistas que ya  son conocidos y aparecen en distintos medios de comunicación, sino a unos personajes  que se han convertido en influencers a través de hacer pública sus vidas por el Instagram.

The wynwood times Audrey Prieto1

Si conocen a Gianluca Vacchi @gianlucavacchi o a Nusret Gökçe @nusr_et y si los siguen en las redes sociales ustedes son parte de ese grupo de personas que se deleitan con las formas de estos personajes. El primero es un empresario italiano, de estatura mediana,  cuerpo bronceado,   definido por el ejercicio y marcado como un pizarrón de mensajes escritos con tinta indeleble recordándole frases o eventos significativos de su vida. Se puede leer Resiliencia en uno de ellos.  Se muestra a través de sus imágenes diarias derrochando lujo, buena vida, excentricidad en su vestir y hasta  excelente dotes de bailarín y de DJ. El segundo personaje es un  chef turco, con impresionantes habilidades de carnicero de lujo y dueño de restaurantes en Medio Oriente y expandiéndose por el mundo. Es un hombre de estatura mediana, cuerpo atlético y tez morena, cabello negro azabache brillante, con barba y bigote de aspecto desenfadado. La mayoría de las veces se le ve con franela blanca y pantalón negro, en ocasiones con traje al estilo  “Ganster” y anteojos oscuros – a pesar de no estar en exteriores expuesto al sol -.

The wynwood times Audrey Prieto1

¿Pero qué tienen estos dos personajes en común que han hecho que millones de personas les sigan? A estos dos personajes les interesa que la gente se meta en sus vidas y  diariamente compartan con ellos su rutina. Sus poses y dominio del ambiente, aunque distinta entre ellos, demuestran mando, poderío y  autoridad. Al mismo tiempo se impone una gran carga de sensualidad y erotismo, derroche de lo material  y de la estética. El éxito y la realización en el plano profesional y personal marcan sus imágenes.

Indiscutiblemente han sabido dar en el clavo con el espectador: el morbo!!! Ese seguidor que le gusta curiosear la vida ajena, chismear y hasta envidiar, en el mejor de los casos,  lo que se puede llegar a llamar la “sana envidia”. Ese seguidor que puede  reír,  gozar y disfrutar con los excesos, pero que también puede sufrir por lo distante de su realidad con respecto a su influencer.

Mucha gente se preguntará ¿Y dónde queda la privacidad de estas personas? Estos personajes han escogido exponer o sobreexponer sus vidas no por casualidad, sino por absoluta e indiscutible convicción  de que su deseo es la fama. Pero hay algo más allá que ojalá el espectador se pregunte también ¿Es realmente esta persona con la imagen proyectada  tan feliz y exitosa como se muestra? ¿Es esa una vida de Instagram o es una vida real? Estoy persuadida de  que tanto @gianlucavacchi como @nusr_et son de carne y hueso y tienen otras emociones más allá de la “plena felicidad” que muestran en su red social. No nos olvidemos que esta especie “reality show” diario y a cuenta gotas no es más que eso, un mundo con realidad y ficción entrelazadas donde su excelente gerencia de mercadeo muestra sólo la parte que desea a bien contar.

Audrey Prieto
PhD en Educación
prietomorenoau@gmail.com