Sonaré antigua, pero en mi época un beso era un beso.

Soy de esa era bonita donde las exploraciones nacidas del beso francés habían evolucionado en su energía atómica. Nos encendíamos con la cadencia de los éxitos de Eddy Santiago y el boom de la salsa erótica. Parecíamos contorsionistas bajo el influjo del grupo Wham! y su Careless Whisper. No faltaba ocasión para que “un jamón” despertara más allá de nuestras papilas gustativas cada fibra de nuestros cuerpos en la flor de la vida. Todo invitaba a besarse con desenfreno. En toda ocasión había algo sugerente y pícaro. Las calas nos hacían sonreír y descubríamos que los caramelos Halls tenían múltiples usos. 

Suspiro. Estoy suspirando. De pronto una vocecita interior con voz de abuelita me dice: ¡Qué tiempos aquellos! Sí, vaya manera de gozar la vida tuvimos los jóvenes de los 80. Tan distinta respecto a lo amatorio en la generación de nuestros padres que tenían al bolero y los “Besos brujos” como referente. 

Sobre la sequedad vaginal

Sobre la sequedad vaginal

Resulta poco común que se hable el tema de la sequedad vaginal abiertamente, pero es necesario hacerlo

El asunto no es personal | Otra mirada

El asunto no es personal | Otra mirada

El aprendizaje teórico requiere un trabajo personal que corresponde al que pretende aprender y no al que enseña, que no es más que una guía. Al que aprende le toca lidiar por sí mismo con los temas, tomar las palabras del maestro … Reflexiones de Miguel Ángel Latouche.

La teñida fe tricolor | Manifiesto GenX

La teñida fe tricolor | Manifiesto GenX

En un país donde las alegrías se viven con escasez, tener fe en Venezuela es un lujazo en el ánimo. Somos millones de venezolanos que … conversamos sobre lo bonito que sucede en el corazón cuando el ímpetu futbolero hace bulla o la esperanza política llena de nuevo calles y avenidas; comenta Florángel Quintana.

El Placer con los años

El Placer con los años

En «El Placer con los años», nuestras queridas Andreína y Belén comparten sus experiencias y opiniones sobre cómo mantener el placer durante la menopausia.

The Walking Dead | Back to the serie

The Walking Dead | Back to the serie

The Walking Dead está basada en el cómic homónimo original de Robert Kirkman, Tony Moore y Charlie Adlard, sobre un grupo de sobrevivientes que se mueven en busca de un lugar seguro

Hoy reafirmo que todo tiempo gozado en nuestro ayer sí fue mejor. Sobre todo después de ver en internet un esperpento que han llamado MUA. Un prototipo de silicona con forma de labios (¡y sin lengua!) que se añade a tu dispositivo móvil y recrea en otro artilugio igual, ese beso que deseas darle a tu amante para gloria de tu placer digital. No sé si al ingenioso creador, Zhao Jianbo, se le habrá ocurrido desarrollar una variedad que tipifique los labios tipo Angelina Jollie / Mick Jagger o Tom Hardy / Rosalía. 

Lo que sí reconozco un absurdo es el motivo antiséptico e higiénico para besarse con alguien (¿?) trasto mediante por temor a virus e infecciones. Para mí esto raya en una psicopatía. Sabemos que el siglo XXI es de avances y transformaciones sociales que pueden resultarnos radicales a muchos GenX, sin embargo, en el terreno del amor y sus demostraciones más fidedignas, un beso debería mantenerse bien apegado a la vieja técnica de los pueblos semíticos. Estos inventos lejos de destacar nuestra humana sensibilidad y erotismo, representan una infamia para la historia de ósculos y besuqueos.

No sé adónde vamos a parar entre tanta tecnología futurista que está borrando lo que nos hace más bellos como terrícolas… Con lo bonito que es ir al pasado de vez en cuando.

Pondré la vieja canción que bailaba mi madre: “Los marcianos llegaron ya y llegaron bailando ricachá”, mientras busco quien me imprima una franela que diga: Yo beso en modo vintage. Abstenerse IA.

Tal vez te interese ver:

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad