Wannabe y las ventanas iluminadas

Wannabe y las ventanas iluminadas

Por Mario Morenza «¿Cuántos disparos promedias de por vida?», preguntó un soldado a otro en el Metro, estación Coche, 7:56 am. «Llevo cuatro», respondió con frivolidad estadística, como si hablaran de jonrones y no de balas. Ambos soldados hicieron silencio y se...
El asesino del lápiz

El asesino del lápiz

Por Mario Morenza. Desde niño he sentido por el lápiz un fuerte lazo de pertenencia. Con los años, el lápiz, como herramienta, como extensión de mis manos y pensamientos, ha adquirido un sentido de documento de identidad, de boleto hacia la calle. Si no sostengo un...
El puente buscar-ordenar-leer Sifontes Greco

El puente buscar-ordenar-leer Sifontes Greco

«Sus labios no pierden coherencia: la lucidez matutina es excesiva para nombrar el caos» Lourdes Sifontes Greco, en «Ciudad A.M», de Oficios de auriga.   Por Mario Morenza. En la tarde de ayer, Álvaro Mata se pasó por la licorería del Plaza, a unas esquinas...
Los pasos de El Oso

Los pasos de El Oso

Por Mario Morenza. Luis Alberto Pérez, mejor conocido por la comunidad de Coche como El Oso, tenía 29 años cuando, con sus zapatos marca Dexter, empezó a jugar bowling para la primera categoría de la Asociación de Boliche del Distrito Federal, justo después del torneo...
Llamadas de Ámsterdam

Llamadas de Ámsterdam

Por Mario Morenza. Villoro escribe novelas, cuentos para jóvenes, relatos magistrales, ensayos reveladores, crónicas de costumbres —o como él mismo les llama: articuentos—, crónicas periodísticas, crónicas sobre fútbol, reportajes, obras teatrales, novelas. Apenas...
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad