La propuesta de David Montoya explora los problemas de su entorno cotidiano e idiosincrasia, partiendo de la espacialidad como concepto (la interacción espacial que existe entre las cosas y los individuos). Ve sus dispositivos como significados ocultos que interactúan con el espectador, donde la palabra escrita y las acciones corporales forman parte importante de su expresión visual. Su medio de expresión predilecto son las intervenciones de lugares y objetos públicos, las instalaciones, los ensamblajes y el collage. Podemos ver su trabajo en los espacios menos pensados, desde una visión irónica y crítica, pero sobre todo lúdica, al momento de pensar en el arte, el país y el ser humano. 

Sobre la sequedad vaginal

Sobre la sequedad vaginal

Resulta poco común que se hable el tema de la sequedad vaginal abiertamente, pero es necesario hacerlo

El asunto no es personal | Otra mirada

El asunto no es personal | Otra mirada

El aprendizaje teórico requiere un trabajo personal que corresponde al que pretende aprender y no al que enseña, que no es más que una guía. Al que aprende le toca lidiar por sí mismo con los temas, tomar las palabras del maestro … Reflexiones de Miguel Ángel Latouche.

La teñida fe tricolor | Manifiesto GenX

La teñida fe tricolor | Manifiesto GenX

En un país donde las alegrías se viven con escasez, tener fe en Venezuela es un lujazo en el ánimo. Somos millones de venezolanos que … conversamos sobre lo bonito que sucede en el corazón cuando el ímpetu futbolero hace bulla o la esperanza política llena de nuevo calles y avenidas; comenta Florángel Quintana.

El Placer con los años

El Placer con los años

En «El Placer con los años», nuestras queridas Andreína y Belén comparten sus experiencias y opiniones sobre cómo mantener el placer durante la menopausia.

La calle es un espacio de memorias, de confluencias, de conflictos. Partiendo de esos territorios, recordemos tu primer contacto con el arte, ¿cómo fue? ¿Qué recuerdas del primer chispazo?

Desde muy niño he tenido la pasión por el dibujo, pero mi primer contacto con las artes fue a los 8 años en una serie de visitas que realicé con mis padres a los museos de arte de Caracas. Las obras que más recuerdo de ese primer acercamiento fueron: Todo o nada de Milton Becerra y Verde por dentro, rojo por fuera de Meyer Vaisman. Estas obras eran algo totalmente diferente a lo que yo había visto hasta ese momento, se trataba de un tapiz de billetes (fajas de billetes) y un «rancho» (casa de bajos recursos) metidos en un museo. Obviamente no lo entendía como arte, para mí esos eran hombres mostrando ideas, pero creo que esa libertad de mostrarlas fue lo que más me motivó. Parecía un extracto de lo que pasaba afuera exaltado en la majestuosidad de un museo, tenía un tilde social por lo menos a primera vista y eso marcaria mi trabajo hasta este momento.

Libertades y fronteras, límites de una misma trama. En sintonía con tu libertad interior, ¿cómo te reconociste artista? ¿Cómo has construido tu camino?

Reconocerme como artista tomó mucho más tiempo. No sería hasta los 18 años cuando mis prácticas de dibujo comenzaron a tener sentido. Comencé a dibujar cosas de la calle, esquinas sin sentido, personas que vivían en la calle, e incluso la basura. Ahí me di cuenta de que la cosa era más que dibujo pero no sabía qué era (y aún no lo sé). Luego ingresé a la Escuela de Artes para intentar mejorar mi dibujo y fue allí donde conocí nuevas técnicas y prácticas que he venido desarrollando hasta ahora.

Partiendo de esa comunión con lo vincular, ¿qué personas, imágenes, creadores motivaron tus búsquedas?

Existe una gran variedad de personas y personajes que me han motivado e incentivado para seguir alimentando mi forma de crear, artistas tan variados como Robert Roshembert o Josep Beuys son solo algunos de ellos. Sin embargo, me motivan las personas que hacen las cosas bien y con gran ligereza. Además ha influido en mi trabajo cosas como la música que he escuchado en la radio, la tv y los videojuegos, las tendencias de la banalidad como la moda, programas de tv y plataformas digitales. Y lo que más me sorprende es la poca reacción que tenemos como sociedad ante los grandes problemas de la humanidad y nuestro medio ambiente. Lo dormidos e inconscientes que podemos llegar a estar ante todo esto. 

Lo contingente se ha convertido en una forma de relación y contacto propia de la posmodernidad. Desde ese lugar estético, ¿qué discurso has desarrollado?

Mi trabajo se ha venido desarrollando en base a la sátira, entre la crítica y la complacencia, entre la ironía y la utopía de un mundo que va cambiando según sea la necesidad. Estéticamente se basa en lo lúdico, el juego de un niño que sólo sueña con mejorar su entorno. 

 

David, ¿desde qué poética nos habla tu planteamiento visual? ¿Cuál es su lugar deenunciación?

Hablo desde la preocupación, a partir de la voz que le toca callar, ya sea por miedo o porque se sabe que nunca será escuchada. Es por eso que busca otros medios para evidenciar esas cosas que no puedo decir con las palabras. 

 

¿Cómo es la sintonía creación e identidad en tu propuesta artística? Partamos de una palabra esencial, transformación. 

Trabajo con las personas y todo comienza afuera, en la calle. Uso el concepto de topofilia (amor a la tierra y su gente) para entender las necesidades del entorno. Pido y recolecto todo el material que uso en mi trabajo, esto hace de mi lenguaje una sobredosis de historias y anécdotas, además de una sobrecarga de cosas y objetos en sempiterna metamorfosis. 

Ese Otro tú con quien se enfrenta y dialoga tu obra,¿cómo dialoga tu obra?

Quiero un arte más ético, comprensible y abierto a nuevas posibilidades. Con mi trabajo busco jugar con la obra y con el espectador, hacer despertar al que mira, y activar la crítica junto a la opinión. Me baso en el arte de la calle (Street Art) y en la acción artística (Happening) para conformar mi trabajo artístico. 

Los actuales contextos caóticos que se desenvuelven el mundo, particularmente en Venezuela, nos sacuden sin descanso. ¿Qué rol tienen obra y artista en los contextos de crisis social?

Es muy difícil inscribir mi trabajo en alguna situación específica de lo que denominamos «crisis social». Prefiero verla como un todo, un reciclaje de materiales, de mejores ideas, valores y conceptos que puedan ayudar a solventar en algo todo este embrollo. Claro que estos mismos materiales y las formas de encontrarlos me van llevando a evidenciar una problemática social enfocada en los lugares que voy estudiando. Con mi trabajo no pretendo hacer juicios sobre mi sociedad, sólo busco evidenciar esas cosas que damos por entendidas pero que en realidad no la entendemos tanto. Sólo cuestiono sin esperar una respuesta, sólo muestro con la esperanza de que alguien vea. Sé que no tengo la solución y espero que alguien me ayude con eso.

¿Qué proyectos, ideas y propuestas te convocan actualmente y que lugartienen en el escenario cultural venezolano?

Quiero seguir en la calle, aunque sé que esto no será para siempre. Se aproxima un cambio que debo aceptar, se trata de pasar de la calle a la sala de exposición, y del anonimato a la firma de autor. Por lo pronto seguiré disfrutando de esta forma de crear y de jugar con la materia abarcando diferentes medios de expresión artística. 

Unas palabras finales para los buscadores de la belleza.

La meta es el camino. Hay que disfrutar cada pieza, dejar los prejuicios, las exigencias y las presiones. Hacer arte es realmente un privilegio en este mundo cegado por el consumo y el deseo de poder. 

Más sobre David Montoya Sosa

 

Licenciado en Artes Plásticas, mención Escultura. Por la Universidad Nacional Experimental de las Artes 2005–2011. Estudios de Arte Puro, en la Escuela de Artes de San Cristóbal, Valentín Hernández Useche.2002–2005. Muestras y exposiciones. Estado Estático. Centro cultural y deportivo Los Salias/ La Fabrika. Centro de arte. Altos Mirandinos, Miranda. Septiembre 2019 (Exposición individual). 21º Salón Jóvenes con FIA. Galería Universitaria Braulio Salazar. Valencia, Carabobo. Noviembre 2018. Arte y Sociedad. Jóvenes creadores venezolanos. Goethe Institut. Centro Cultural B.O.D. Septiembre 2018. Espacios Tardíos. Ateneo de Los Teques. Septiembre 2017. (Exposición Individual Experimental) Salón Juan Lovera. Edición XXXIX Caracas. 2010. id. Edición XLI. 2012. Velada de Santa Lucía. Maracaibo. 2008.id. 2010. Cuerpo y plástica. IUESAPAR. Caracas. 2008. Huellas en el espacio. IUESAPAR. Caracas. 2008. (Exposición individual) Trascendencia de varios mundos. Biblioteca Ruiz Pineda. San Cristóbal Estado Táchira. 2004. El Mago de la Luz. Salón de la lectura Estado Táchira. 2003. Caracas toma los andes. MAVET. San Cristóbal Estado Táchira. 2003.

Contacto. Telf: +58 426 3103700. Redes: @dmontoya2120

Página web:https://davidmontoya2120.wixsite.com/arte

Tal vez te interese ver:

Yorgenis Ramírez

Escritor | Personal Brander | Storyteller | Copywriter

Encamino la comunicación de marcas y organizaciones. Exploro historias que conectan y emocionan.

Artista de sensibilidades múltiples: Literatura, danza, teatro, fotografía y artes de contacto-acción. Desarrollo proyectos de bienestar psicocorporal a través de consultoría, experiencias formativas y encuentros vivenciales; en atención a personas, grupos y organizaciones.

Esta columna trata historias al límite de nuestras emociones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad