Género: Drama, histórico, antología
Creado por:  Ryan Murphy
Guión: Jon Robin Baitz
Dirección: Gus Van Sant, Max Winkler y Jennifer Lynch
Episodios: 8
Origen: Estados Unidos
Idioma: Inglés
Lanzamiento: 31/01/2024
Último Episodio: 13/03/2024
Distribución: FX

“Es mejor mirar hacia el cielo que vivir en él”.
Truman Capote.

La insufrible levedad del ánimo yanqui | Manifiesto GenX

La insufrible levedad del ánimo yanqui | Manifiesto GenX

Así, aunque la soledad es el mal del siglo XXI, tenemos la misión de alegrarnos la vida a diario, buscar la conexión con gente buena, amar bastante o enamorarse de vez en cuando y, además, ser capaces de ofrecer nuestro arrollador gentilicio para hacerle a otros su existencia más grata; comenta Florángel Quintana.

Sobre el insulto y su poder corrosivo | Otra mirada

Sobre el insulto y su poder corrosivo | Otra mirada

Se ha vuelto común escuchar en el discurso público que se utilice el insulto como una forma de descalificar, al contrario. Sin importar las tendencias ideológicas o las posturas políticas, se arremete duramente contra el otro … Reflexiones de Miguel Ángel Latouche.

En 2017, Ryan Murphy creó una nueva serie limitada llamada Feud —palabra que puede traducirse como riña o enemistad— en la cual nos presentaron la historia sobre la legendaria rivalidad entre las grandes divas de Hollywood, Joan Crawford y Bette Davis, durante el rodaje de la cinta ¿Qué pasó con Baby Jane?

Tras el éxito de la producción, escrita y dirigida por el propio Murphy, se decidió hacer de Feud una serie antológica y se comenzó a trabajar en el proyecto de la siguiente historia que ahondaría en la crisis matrimonial entre el príncipe Carlos —ahora Rey Carlos III de Inglaterra— y la princesa Lady Diana Spencer. Sin embargo la producción se fue retrasando por diversas razones hasta que finalmente el proyecto se desechó, decisión que en lo personal me pareció acertada pues el tema estaba ya demasiado sobreexpuesto entre la exitosa serie The Crown y luego con el lanzamiento de la película Spencer.

Así fue que, siete años después, al fin llegó la segunda temporada de esta antología la cual titularon: Capote Vs. The Swans.

Feud: Capote vs. The Swans | Tráiler Oficial Subtitulado  | Star+

» ARGUMENTO

La trama nos habla sobre la relación y posterior pelea entre el afamado escritor Truman Capote y un selecto grupo de damas, pertenecientes a la alta sociedad neoyorquina, a quien el autor de Breakfast at Tiffany’s apodó como sus cisnes. El impasse se suscitó a raíz de un relato publicado en 1974 por la revista Esquire titulado “La Côte Basque 1965”. El escrito fue presentado como un abreboca de lo que sería la nueva novela de Capote que llevaría por título Plegarias Atendidas.

En dicha publicación se exponían las intimidades, devaneos, infidelidades y hasta oscuros secretos de un grupo de privilegiados aristócratas.

Inspirado por la obra En busca del tiempo perdido de Proust, Capote pretendía hacer algo similar con Plegarias Atendidas, en este caso plasmando el estilo de vida de la alta sociedad estadounidense. Lamentablemente el escándalo que generó aquella publicación al identificar la mayoría de los cisnes con los personajes “ficticios” del relato, más la sensación de haber sido traicionadas por el “bufón de su corte”, hizo que Truman fuera expulsado del “paraíso” y condenado al más profundo ostracismo.

Pero para poder comprender mejor esta historia es necesario profundizar en Truman más que en Capote  y, por supuesto, saber quiénes fueron “las Cisnes”.

Truman Capote

Fue un personaje que, sin dudas, marcó un hito en la historia de la literatura estadounidense de la segunda mitad del siglo pasado. Desde muy joven comenzó a dar muestras de un talento muy particular en la escritura, el cual no se limitó al campo de la novela y relatos cortos, sino que también se destacó en la elaboración de guiones  cinematográficos y se paseó por la dramaturgia teatral y musical. Truman nació en Nueva Orleans en 1924, y su infancia fue un cúmulo de sensaciones donde el abandono y la soledad serían los fantasmas que le acompañarían toda su vida. Luego del éxito obtenido con su novela Otras voces, otros ámbitos, suerte de autobiografía de su infancia y juventud, publicada en 1948, un joven Truman con solo 24 ya comienza a perfilarse en una gran promesa literaria. Promesa que se convierte en una irrefutable realidad al alcanzar la cumbre de su carrera con la publicación en 1965 de A sangre fría.

Pero más allá de su talento con la pluma, Truman fue un “enfant terrible” de su época cuyo desenfado, irreverencia y humor cáustico, le convirtieron en un habitué de los eventos del jet set neoyorquino. Nunca ocultó su homosexualidad, incluso alardeaba de su preferencia sexual como una medalla de honor.

De esta forma Capote logró ingresar en un mundo exclusivo y selecto donde, aunque sabía que era visto por muchos como una mariquita sureña divertida, se trataba de un mundo que disfrutaba y al que siempre quiso acceder.

Así fue como cosechó la amistad de Bárbara “Babe” Paley, su cisne favorito, convirtiéndose en su mejor amigo y confidente; y en consecuencia Babe se transformó en el centro de la existencia para Truman.

“LOS CISNES”

Babe Paley

Era la editora de la revista Vogue en la década de los 40. Al casarse en segundas nupcias con William Paley, uno de los hombres más poderosos de los Estados Unidos que convirtió una emisora de radio, la CBS, en uno de los canales de televisión más vistos del país; Babe abandona el periodismo y se dedica a ser la “perfecta ama de casa” y fue considerada como la mujer mejor vestida de la nación, convirtiéndose en un icono de clase y distinción a quien todas querían copiar. Con Capote se conoció por error, cuando en un vuelo a Jamaica, un amigo de los Paley les propuso poder invitar a Truman al viaje, lo cual aceptaron pensando que se trataba del expresidente Harry S. Truman.

Slim Keith

La Côte Basque era un elegante restaurante al que “los cisnes” acudían con regularidad. Siempre se sentaban en una mesa que quedaba en el centro del lugar, que sí bien no era la más cómoda o reservada, permitía que pudieran ser vistas, admiradas y hasta envidiadas por todos los asistentes, dejando muy claro su estatus social. Quien no podía faltar a estos encuentros era Slim, quien poseía el mismo estatus que Babe. Fue la exesposa del millonario cineasta Howard Hawks y famosa por su lista de maridos prominentes, así como de sus reconocidos amantes entre los que se pudo contar a Clark Gable, Frank Sinatra o Ernest Hemingway.

Lee Radziwill 

Una mujer bien relacionada y reconocida en su círculo por el estilo y clase que poseía. Sin embargo, siempre vivió con recelo la popularidad que ostentó su hermana mayor Jacky Kennedy Onassis.

C. Z. Guest

También conformó el selecto grupo de “cisnes” aunque siempre se mantuvo un tanto más distante porque sentía que esas mujeres en verdad no eran amigas; además, prefería disfrutar la vida campestre y montar a caballo que pasar horas en tertulias de restaurante.

Se casó con Winston Frederick Churchill Guest, hijo de un barón y sobrino del entonces primer ministro británico Winston Churchill.  A pesar de haber estado rodeada de celebridades como Andy Warhol, Halston, Rudolf Nuréyev, los Duques de Windsor, o haber posado para Diego Rivera, no hacía alarde de su posición y fue la que mantuvo la amistad con Truman, incluso durante el tiempo en que “las cisnes” le hicieran “la cruz” a Capote.

Joanne Carson

Exesposa del mítico presentador de televisión Johnny Carson y la única amiga que pudo conservar Truman. De hecho el escritor se hospedó en la casa de Joanne en Los Ángeles y fue allí donde falleció en agosto de 1984.

Ann Woodward

Fue el cisne que se convirtió en patito feo. Nacida como Angeline Lucille Crowell, fue una chica humilde que se ganaba la vida como modelo y corista hasta que conoció y enamoró a William Woodward Jr, el hijo de un adinerado banquero de Nueva York. El matrimonio le permitió alcanzar su añorado sueño de pertenecer al círculo exclusivo del jet set neoyorquino. Sin embargo las puertas de la alta sociedad se le cerraron tan rápido como le fueron abiertas, cuando Ann se convirtió en estrella de la crónica negra al asesinar “por accidente” a su marido al confundirlo con un ladrón.

» PRODUCCIÓN

En esta oportunidad el sello de Murphy no se nota tan marcado, salvo por su capacidad de reunir un elenco multiestelar. Pero esta vez no escribió ni dirigió la historia. Dejó el testigo de la narrativa en manos del dramaturgo y guionista Jon Robin Baitz, mientras que la dirección quedó en manos del reconocido cineasta Gus Van Sant, quien estuvo al frente de 6 de los 8 episodios.

En mi opinión fue un acierto, pues mientras Baitz creó un texto que se apegó bastante a los hechos y personajes reales; Van Sant logró imprimirle toda esa aura de glamour bucólico y posterior decadencia de la socialité de la época. Cabe destacar también el cuidadoso trabajo de realización tanto en el diseño de producción, como en maquillaje y vestuario.

Como únicos dos “peros” debo acotar que el estilo en que se realizó la narrativa de la serie con constantes saltos temporales, no estuvo bien resuelto y puede hacer que el espectador se pierda al tratar de ordenar la cronología de la historia.

Lo otro tiene que ver específicamente con el episodio 3 que se centra totalmente en la fabulosa fiesta que Truman ofreció en 1966. Van Sant echó mano de un evento real, como fue el documental que le realizaran los hermanos Maysles a Capote, y decidió darle al capítulo  la narrativa de “falso documental” haciendo seguimiento tanto a Truman como a los Cisnes durante los preparativos y posteriormente en la celebración de la fiesta. Además el episodio fue rodado en blanco y negro, rompiendo con la estética del resto de los capítulos. Y aunque esto pudo haber funcionado en teoría, en la práctica me pareció un desacierto.

Lo que pudo ser el episodio climático de la historia, terminó separándose totalmente de lo que fue el resto de la serie, cayendo en melodramas casi de comedia, con una dirección de fotografía por momentos errática y por si fuera poco, fue el único episodio en el que casi me duermo.

Lo único valioso de este capítulo fue la aparición del fantasma de Lillie Mae Faulk, la madre de Truman —su “Cisne Negro”—, deliciosamente interpretado por la siempre estupenda Jessica Lange.

» ACTUACIÓN

No cabe duda que el primer atractivo de la serie es su reparto. Sin embargo, aunque todas “las cisnes” tienen su momento, la mayoría de estas estrellas pudieron haber sido mucho más aprovechadas. 

Naomi Watts se destaca muy por encima de sus coprotagonistas. Sencillamente está fantástica interpretando a Babe Paley. El mejor trabajo que he visto de Watts desde Muholland Drive.

Cloë Sevigny tiene a su cargo el rol de C. Z. Guest y supo sacarle provecho al segundo personaje mejor desarrollado de la historia, luego del de Babe.

Diane Lane y Calista Flockhart también se lucen en los roles de Slim Keith y Lee Radziwill respectivamente, pero me quedé con ganas de verlas más en acción.

Molly Ringwald —la recordada estrella ochentera de los films La Chica de Rosa y El Club de los cinco— da vida a Joanne Carson.

Mientras que Demi Moore realiza una pequeña participación encarnando a la marticida Ann Woodward.

Pero quién realmente brinda una brillante actuación es Tom Hollander como Truman Capote. Su trabajo va más allá de la simple caracterización y nos brinda una interpretación, a mi parecer, superior a las realizadas por Philip Seymour Hoffman (†) en Capote —la cual le valió el Oscar— o Toby Jones en Infamous.

Creo que su nombre sonará entre los próximos nominados al Emmy.

El resto del reparto está confirmado por:

Treat Williams como Bill Paley (este fue el último trabajo de Williams antes de fallecer en un accidente de moto). Joe Mantello como Jack Dumphy un escritor y expareja de Truman. Y Russell Tovey como John O’Shea un violento amante de Capote.

En conclusión, a esta serie le doy: 

 

  • Argumento 3
  • Producción 2.2
  • Actuación 2.8

Para hacer de Feud: Capote Vs. The Swans, una serie de 8 puntos sobre 9.

Tal vez te interese ver:

Artículos recientes

Actor y cronista teatral

Richard Rey nos comparte su punto de vista sobre la actualidad en el teatro, el cine y la televisión, así como algún otro tópico vinculado a estos medios a través de su columna Textos y guiones, siempre aderezada con un toque de su cáustico sentido del humor.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad