Bajo la batuta del maestro Eduardo Marturet, la Orquesta Sinfónica de Miami cuenta con músicos de más de 25 países que dan vida a magistrales, emotivas e innovadoras obras en la apertura de la temporada 2021-22, que comienza este próximo 7 de noviembre.

MIAMI.– Celebrando una supervivencia que va más allá de la metáfora y la poesía, la Orquesta Sinfónica de Miami (MISO, por sus siglas en inglés) regresa más fuerte que nunca con un repertorio emocional y humano que busca impactar el alma y el espíritu como sólo el maestro Eduardo Marturet sabe hacerlo.  Géneros latinos, el jazz, el pop y el rock se harán presentes por medio de una fusión que representa a Miami y su mezcla cultural, lo que sin duda alguna consagra a MISO como espejo de su comunidad. 

“Esta es una oportunidad que la vida nos vuelve a dar, por eso todos regresamos más fuertes que nunca y agradecidos de poder seguir adelante y de vivir”, dijo Marturet sobre el inicio de esta nueva temporada que arranca el próximo 7 de noviembre con la obra Jake the Philharmonic Dog (Jake, el perro filarmónico), un estreno mundial de la compositora y autora neoyorquina Karen LeFrak.

Las voces con las que crecimos

Las voces con las que crecimos

Quienes hacen las voces de muchos de esos personajes que hoy conocemos vinieron a Venezuela para compartir con el público que creció escuchándolos.

“Es una pieza para toda la familia que estamos disfrutando mucho porque a nosotros nos encantan los perros. De hecho, con Eduardo [Marturet] tenemos dos chihuahua. Es una historia maravillosa en la que podemos entender los sonidos y los instrumentos desde la experiencia de un canino que además estará con nosotros en el escenario”, dijo la actriz y esposa del maestro Athina Klioumi, quien además de ser miembro de la Junta de Consultores de la MISO, será la narradora de esta historia que deleitará a toda la familia. 

Una experiencia fabulosa, sentida y humana es lo que la Orquesta Sinfónica de Miami de la mano de su director, nos invita a vivir en esta nueva temporada que llega para invitarnos a compartir por medio de la música lo que aprendimos de esta pandemia. El repertorio también incluye la Rapsodia de RACHMANINOFF en un Tema de Paganini, Op. 43
y la Sinfonía No. 2 de BRAHMS, Op. 73

“La vida puede ser tan corta, así que disfrutar la buena música, la naturaleza, y a los amigos es fundamental. Estamos volviendo a salir al mundo y tenemos que conectarnos más con todo para poder vibrar en frecuencias altas, y la música es una de esas frecuencias”, dijo Klioumi.

 

Cambiando paradigmas desde Miami

 

La Orquesta Sinfónica de Miami bajo la dirección del maestro Eduardo Marturet ha logrado posicionar un repertorio innovador, humano y diferente que refleja a cabalidad a la comunidad del Sur de La Florida. Misión que se ha consagrado bajo un cambio de paradigma, es por eso que en esta temporada la orquesta acerca la música clásica incluso a los homeless (desamparados) de la ciudad por medio de proyectos únicos.

“No podemos pensar en obras elitistas porque hay que enriquecer la espiritualidad de todo el público. Esto que ocurre en Miami, no ocurre en otras ciudades del mundo. Tenemos músicos de más 25 países y el 60 % de ellos son hispanos, y eso se refleja en nuestro repertorio. Las orquestas sinfónicas suelen ser como unas torres de marfil que tocan lo que ellos quieren para ellos, y en Miami pensamos que no debe ser así”, dijo Marturet, multipremiado director de orquesta venezolano quien mezcla géneros de forma fresca y transformadora como no se hace en ninguna otra orquesta en el país.

Reconocido a nivel mundial como uno de los directores de orquesta más innovadores, el maestro Marturet, radicado en Miami hace 16 años, cree firmemente que si no se hace vigente a la llamada ‘música selecta’ la vamos a perder.

Es por eso que no titubea al dirigir conciertos donde aparecen animales, e incluso ha logrado que la Orquesta Sinfónica de Miami cuente con 12 compositores en residencia, algo inédito y que exalta a la ciudad como epicentro del arte en el que cada vez más artistas quieren vivir, como es el caso de la pianista francesa Christie Julien.

“Nos honra contar con ella en Miami y que tenga su gran estreno con nosotros en esta obra. Tenemos que aprender a vivir y convivir de nuevas maneras y para eso la música es fundamental”, dijo Marturet, quien ha dirigido y grabado con la Berliner Symphoniker, la Concertegebouw Kamerorkest, la Orquesta de Cámara de la Comunidad Europea, la Orquesta Filarmónica de Rheinland-Pfalz, la mayor y principal orquesta sinfónica del estado alemán de Renania-Palatinado y la Orquesta Sinfónica de La RAI, en Italia, entre muchas otras.

Media Contact:
Coco Mata (786) 499-3707  

Tal vez te interese ver:

Artículos recientes

Nota de prensa

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad