Hablar de Only Fans enseguida nos hace pensar en “Trabajadores Sexuales” y contenido para adultos.  Sin embargo, la empresa con sede en Londres no solo alberga a creadores de contenidos para mayores de veintiún años; también hospeda creadores de diversos tipos de contenidos dedicados a diferentes géneros como expertos en áreas de entrenamiento físico, músicos y tutores, entre otros.

No obstante, la famosa plataforma ha sido tendencia en los últimos años por ser una referencia en la venta de contenido sexual explícito en donde hombres y mujeres ofrecen este tipo de contenido a sus fans, bajo el método pay per view o servicio de subscripción.  Sin embargo, lo que se ha convertido en una suerte de industria pornográfica no convencional ha causado una gran controversia por quienes intentan limitar a la plataforma y a su contenido explícito, así como a quienes utilizan esta plataforma como su principal medio de trabajo y de ingresos.

Only fans

A pesar de que Only Fans ofrece un método alternativo a Patreon, sobre todo para los usuarios que buscan entretenimiento para adultos, la plataforma se ha desvirtuado a tal punto de mutar en una perversa Deep Web donde todo puede ocurrir y mostrarse por el precio de un ticket.

Tetrálogo de Bacci

Tetrálogo de Bacci

El escritor venezolano Nixon Piñango, también columnista The Wynwood Times, nos comparte un texto de su autoría para Relatos para llevar

El Líbano y su sabor especial | Marysol Akil

El Líbano y su sabor especial | Marysol Akil

Marysol Akil lidera el proyecto Sabores de mi Líbano. En sus talleres de comida libanesa comparte su cultura y conocimientos de cocina sin mezquindad. Alida Vergara nos cuenta.

Steven Spielberg, más allá del efectismo

Steven Spielberg, más allá del efectismo

En esta nueva entrega de Judíos en la ciencia ficción hablamos de Steven Spielberg, el más exitoso de los directores-productores de Hollywood. De la mano de Sami Rozenbaum

Y es que así lo revelan varios documentos de la referente plataforma donde se denuncian un sin fin de irregularidades que ocurren en su web server y que han sido filtrados al portal de noticias de la BBC. En dichos documentos se afirma no solo la existencia y venta de contenido sexual irregular, sino también cuentas de usuarios que se dedican al maltrato animal, manejo y comercio de armas hasta la trata de personas. La ventilación de dichos documentos ha forzado a que la plataforma haya considerado limitar su contenido explícito y, al mismo tiempo, suspender a millones de usuarios.  

 

Only Fans y la Deep Web

 

Para nadie es un secreto que la información irregular existente en la Deep Web –término usado para referirse a toda la información no expuesta ni regulada por los buscadores convencionales como Google, Bing, Yahoo, etc.– varía en su peligrosidad y forma. Con solo una búsqueda en el lado más oscuro del ciberespacio podemos encontrar con desconcertante facilidad venta de virus informáticos, armas, perniciosas ofertas de empleo y un gran etcétera. Siendo estas, en su mayoría, bienes y servicios penados por la ley.

Ahora bien, Only Fans no se aleja mucho del dolor de cabeza que ha significado para las autoridades la Deep Web desde la propia invención del Internet. Según reportajes e investigaciones sobre la plataforma, se han encontrado a usuarios que ofrecen contenido sexual de terceros, contenido pertenecientes a menores de edad, incluso ofertas de sexo a cambio de dinero donde los usuarios llamados (E) scorts o “Escorts On Line” realizan encuentros con sus fans bajo la oferta “PPM – Pay per meet” (pagar por reunión), “Cashmeets” (pago en efectivo por conocerme) entre otros. Todo esto sin comprobar si quien paga por el servicio es o no menor de edad.

Aunado a esto, los informes filtrados a la BBC indican la existencia de cuentas cuyo método de negocio es “cazar” a personas sin hogar para, valiéndose de ello, ofrecerles dinero a cambio de sexo frente a las cámaras. Videos que finalmente terminan comercializándose en esta plataforma que bascula entre la depravación y el entretenimiento clase X.

 

Del negocio a la necesidad

 

Only Fans se acredita el 20 % de cada transacción. Su sistema de negocios y el alto porcentaje de ganancia que deja cada venta de contenido, sumado a la gran cantidad de usuarios que diariamente se inscriben en la plataforma –130 millones de usuarios entre creadores de contenidos y consumidores según los últimos informes– han hecho de esta una de las mejores apuestas para vivir del internet. Desde celebridades como Bella Thorne, quien recaudó 1 millón de dólares en sus primeras 24 horas según reporta la revista Variety, hasta “influencers” de todas las nacionalidades.

Only fans

Pero, no solo se trata de celebridades. Muchos de los creadores de contenidos, sobre todo de tendencia sexual, han visto en Only Fans una manera rentable de “ganarse la vida” sin importar la “huella digital” que esto provoque. Pues sabemos que una foto publicada en la Patagonia, Argentina puede terminar en Moscú, Rusia, al otro lado del mundo, en tan solo segundos. Empero, para muchos los ceros en las cuentas de cheques bien valen el riesgo.

 

Y es que las difíciles situaciones económicas que se amplificaron en pandemia, sobre todo en Latinoamérica, han expuesto las necesidades de millones de personas quienes han visto en Only Fans un sistema de negocio rentable, seguro y eficiente, partiendo del punto de que la comercialización de contenido online no requiere contacto físico ni exposición al virus del COVID-19.  A pesar de la negativa de muchos en llamar a esta práctica como prostitución, sumado al estigma social de no considerar a Only Fans como un trabajo, muchos han optado por complacer los fetiches de cuanto usuario aparezca con algunos dólares en la mano entorno a un sistema transaccional y bajo un atractivo seudónimo.

 

Sin clientes no hay negocio

 

Hay que ser bien lerdo para señalar con un dedo a los “creadores de contenido” y no señalar también a quienes los compran. Sin clientes no hay negocio. Y no me refiero al contenido para adultos sino al contenido pernicioso que atenta con la vida y la salud de menores de edad, la vida animal, y demás irregularidades que actualmente alberga la mencionada plataforma.

Only Fans tiene una gran responsabilidad de prevenir y restringir la comercialización de este tipo de contenido, así como las autoridades hacerse cargo de poner coto a quienes intentan desde el anonimato establecer sus negocios turbios convirtiendo la plataforma en una suerte de “Sodoma y Gomorra” digital.

Only fans

En este caso, el Departamento de Cultura, Medios y Deporte del Reino Unido, explicó que su proyecto de ley de seguridad en línea introduciría las leyes más estrictas del mundo, y que OnlyFans enfrentaría enormes multas o sería bloqueado si no lidiaba con el contenido ilegal. Adicionalmente, agregó que el regulador británico de medios Ofcom ya tiene el poder de suspender los sitios de videos si no toman medidas para proteger a los usuarios de contenido dañino.

La regulación de las actividades via web es necesaria para controlar la creciente oferta y demanda de contenidos ilegales. No se trata de una suerte de privación de libertades, por el contrario, se trata de separar a los delincuentes virtuales de quienes disfrutan la creación y obtención de contenido “cruelty free”. Para ello las reglas deben estar muy claras a fin de proteger a todos los usuarios que navegan las aguas turbulentas de la web, del mismo modo como se protegen a las grandes corporaciones de entretenimiento ante las descargas ilegales y la piratería digital, al menos en los países del “primer mundo”.

Mientras tanto, lo único que nos queda es esperar cuál será el futuro de la plataforma Only Fans, quienes desde ya han confirmado que no limitarán a los usuarios que hacen del “Trading Erótico” su principal fuente de ingresos en una relación win to win con la empresa londinense. Muy probablemente, de cerrarse la puerta de la comercialización de contenido explícito para adultos en esa plataforma se abrirá más de una ventana en forma de otra “nueva y original plataforma”, de modo que los creadores de contenido, sus fieles seguidores y vivaces consumidores puedan seguir en la rueda indetenible del comercio digital.

 

Tal vez te interese ver:

Artículos recientes

Escritor, lector y aficionado al cine y la fotografía.

| Columna: Entre líneas en The Wynwood Times

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad