Por Alida Vergara Jurado.

Venezolana, pero de ancestros sirios, libaneses, iraníes y griegos, con esa mezcla que hace a las venezolanas, guapas, aguerridas, apasionadas y entregadas a sus oficios, Georgina Doumat ha sabido ganarse un muy importante sitial en el mundo de las piedras y la joyería, no solo en Venezuela, sino también en lugares del mundo.

Como la apasionada emprendedora que sigue siendo, Georgina Doumat, me cuenta que comenzó en el diseño de modas hace unos años, en el Instituto de Diseño de las Mercedes, en donde estudió la carrera, y se inició con una línea ready to wear femenino; con trajes de baño, ropa playera y pijamas. 

Pero su pasión por la orfebrería la llevó a continuar sus estudios y perfeccionarse, llegando a convertirse en una de las más reconocidos orfebres venezolanos que siempre está reinventando su marca con cada nueva tendencia que sale al mercado a nivel internacional.

Ha recibido múltiples reconocimientos, desde sus tiempos de directora de Talento Venezolano-Mercado de Diseño, en Caracas; tanto en piezas inéditas para museos, como en su línea comercial. Ha participado en los Salones de las Artes de Fuego en Venezuela.

Si bien este año el Covid-19 nos tomó a todos por sorpresa y nos cambió la agenda, ya Georgina estaba a mitad de su colección Tepuy, inspirada en la majestuosidad de nuestra geografía, con sus oscuridades y transparencias que presenta en cada una de sus piezas, con piedras naturales como amatistas, ágatas, geodas y cuarzos, por lo tanto lo que queda de 2020 continúa exponiéndola con una nueva colección en mente que anunciará en su debido momento.

PASIÓN POR LAS PIEDRAS

Georgina comenta que las piedras naturales siempre han sido su inspiración; amatistas, cristal de roca, ámbar, granate, jade, jaspe, corales, lapislázuli, perlas, serpentina, esmeralda y turquesa. Por eso estudió Gemología al iniciar su formación como orfebre; razón por la cual crea joyas originales y de diseño, piezas totalmente únicas, porque al ser piedras naturales, es prácticamente imposible encontrar dos de la misma forma.

Y explica que, para poder distinguir entre piedras preciosas y piedras semipreciosas se utilizan tres factores: la escala de dureza, lo cual habla de su durabilidad; la rareza, escasez o dificultad para encontrarlas en la naturaleza; y su belleza o perfección, es decir su color, brillo, transparencia y pureza.

“Cada temporada busco, selecciono y compro las piedras preciosas y semipreciosas para fabricar mis colecciones, y como cada piedra es única y diferente, es preciso escoger las que más se ajusta al boceto y, por supuesto, las de mayor calidad”. De allí pasan al proceso de armado, engastado, calado, cincelado y rectificado; para poder lucir como lo hacen en sus anillos, brazaletes, aretes y collares, que no son otra cosa que obras de arte.

Las tres únicas piedras o gemas consideradas preciosas, sin tomar en cuenta el diamante, son el rubí, la esmeralda y el zafiro azul. Y entre las piedras catalogadas como semipreciosas, existen 130 especies minerales, pero las cuatro más importantes son: granate, topacio, amatista y turmalina, cumpliendo las mismas características que las preciosas, pero se consideran semipreciosas porque son mucho más fáciles de conseguir.

En su templo, ese taller en donde se crean maravillas, esta “señora de los anillos”, como le digo y ella sonríe, diseña prendas a través de estas gemas ya talladas o pulidas pero de una manera muy especial porque son “a pedido”, y algunas se dejan con partes al natural, en contraste a las partes alisadas.

Hace unos años, logró culminar el diseño de su taller, su espacio soñado que le permite esa abstracción y comodidad para crear las joyas. Con un estilo neobarroco, en su primer ambiente, el lobby, dispone de una exhibición de piezas inéditas de su línea artística de plata Ag 1000 y plata Ag 950, exhibidas en los Salones de las Artes de Fuego en Venezuela, luego está un segundo ambiente, el taller en sí, espacio destinado para diseñar las piezas; y por último, y no menos importante, el showroom, en donde se aprecian las piezas de su línea comercial.

Sus piezas han estado en alfombras rojas, en los Latin Grammy, a bordo de la línea de cruceros Royal Caribbean, mercado de diseño en Miami y en muchos lugares del mundo, sin embargo lo más cerca que pueden encontrarse es “a un clic” en su recién relanzado sitio web www.georginadoumat.com 

Cuenta Instagram: @georginadoumatvenezuela