El encuentro con una Coreid Bug Nymph fue el detonante creativo para este artista con formación en la Fotografía. La exploración de puntos y líneas como lenguaje de composición ha sido el leit motiv que lo ha llevado a ampliar su mundo artístico, incluso plasmarlo en murales en espacios públicos. El arte de Pipe Yanguas resalta porque conecta con el espectador ávido de belleza y armonía. Hoy tuvimos al agrado de conversar con él en esta entrevista exclusiva para The Wynwood Times.

Entre el decir y el hacer

Entre el decir y el hacer

“Lo verdaderamente importante es lo que hacemos con el tiempo que nos ha sido otorgado”, reflexiona Miguel Ángel Latouche en este nuevo artículo titulado “Entre el decir y el hacer”

From Edible Art to Immersive Gastronomy

From Edible Art to Immersive Gastronomy

Food of War created “The Forbidden Fruit”, their first Immersive Gastronomy Experience (IGE) in order to explore the rich thematic variations in this concept.

¿Quién es Pipe Yanguas en primera persona y qué trama se teje dentro de sí?

 Soy una mente inquieta que se emociona constantemente con todas las ideas que se le ocurren. Como son muchos los proyectos que embarco, y particularmente desde que empecé la exploración de los puntos y líneas, me toca poner a prueba la poca paciencia que tengo, respirar y desarrollarlos uno a uno paso a paso. La trama principal es de conectar con lo que habita dentro de cada uno de nosotros, y que el dinamismo de cada obra evoque siempre una emoción que active una evolución. 

Las imágenes, por momentos, aparecen como chispazos que producen sensaciones y a veces, necesidades en la mente creadora del artista. En tu caso, ¿cómo fue ese primer encuentro con la imagen, el arte, la belleza?

 Crecí en una familia cuya vocación era la arquitectura y la joyería, así que la armonía, atención al detalle, a la belleza visual fueron siempre parte intrínseca de mi vida. Desde pequeño me emocionaba más ir a una tienda de arte a ver papeles, colores, pinturas, que ir una tienda de juguetes. Siempre pinté, dibujé, y en la adolescencia empecé a explorar la fotografía.  

Colocando la mirada en tu experiencia, ¿cómo reconociste la necesidad de la fotografía? ¿Cómo se ha desenvuelto ese arte creativo en ti?

 Desde que recibí una cámara fotográfica de regalo nunca me separé de ella, sin embargo la consideré por muchos años solo un hobby. Después de 10 años de practicar este hobby decidí apostarle a mi pasión e irme a estudiar fotografía a Milán en el Istituto Europeo de Design. Estuve ahí 3 años y desde la graduación en el 2010 ha sido parte de todas mis facetas como artista visual, por un lado con la Fotobiografía y por otro en mi Mundo de Puntos y Líneas. En el 2021 hice mi primera serie fusionando la fotografía con los puntos y líneas al retratar una hacienda en Colombia que es patrimonio nacional e intervenir digitalmente cada una de las fotografías con puntos y líneas. La serie se llama Hacienda Cañasgordas “A journey through its windows and doors”, y está como exhibición permanente de este museo histórico en la ciudad de Cali. 

En esos territorios creativos, existenciales y riesgosos, ¿qué personas, imágenes, creadores motivaron tus búsquedas? 

 Mi motivación o inspiración en la vida ha sido la vida misma con todas sus experiencias y vivencias. Observar a mi alrededor, ser consciente de lo que me rodea, buscar constantemente la belleza o el ángulo más bello ha sido la mejor decisión y motivación de vida. Aparte de toda la gente y culturas con que he podido compartir, mi inspiración nace de la lectura, de la filosofía, y especialmente de escritores como Leo Buscaglia, o Elisabeth Kübler-Ross. Dos personas que vivieron conectadas con su propósito de vida, entregadas a sus convicciones, y con mucho amor para dar. Ella, suiza, psiquiatra, que estudió e investigó sin parar la vida antes de la muerte, y él, italiano-americano, que se dedicó a entender y enseñar todo lo que significa el verbo amar. Ellos han sido dos principales motivadores de vida cuyas enseñanzas han forjado los conceptos fundamentales de mi arte.

Háblanos un poco sobre ese encuentro con una Coreid Bug Nymph ¿Cómo era el antes y el después de esa experiencia leit motiv?

 Mi trabajo de fotografía me ha llevado a viajar constantemente por el Medio Oriente, Europa y Norte America y también a mantener una vida muy activa sin mucho tiempo para el silencio, la quietud. Al inicio de la pandemia estaba de paso por Colombia y decidí quedarme ahí aislado de la vida cotidiana y en un lugar en medio de la naturaleza. Los árboles, las flores silvestres, el río, el canto de los pájaros, el aire puro, el calor, la humedad, y los insectos se volvieron mi nueva realidad. Un día me encontré con un insecto particularmente colorido, cuya arquitectura corporal asemejaba una coraza de guerrero samurai, trazada con la aparente simplicidad de puntos y líneas. Era una Coreid Bug Nymph y este hallazgo fue el punto de partida de mi exploración sobre los puntos y líneas como lenguaje de composición. Desde ese momento empecé a construir mi mundo de puntos y líneas a través de mis pasiones: pintura, murales, fotografía, video art, y así maquinando infinitas posibilidades más a través de este modo de comunicación.

Desde esa mirada universal, ¿con qué artistas, procesos y contextos dialoga tu obra? 

 Mi obra conceptualmente dialoga con la conectividad. Cada punto representa una persona y cada línea un lazo conector entre persona y persona. Todas estas líneas son las relaciones interpersonales, o ideas, proyectos, historias, y experiencias, así es como todos estamos conectados entre nosotros y también con todo lo que nos conforma y nos rodea. La atemporalidad del punto y la línea se manifiesta en mi obra conectando con el contenido figurativo que la ilusión del observador proyecte en ella. Mi obra es una invitación a conectar con todo eso que vive dentro de nosotros, eso que nos mantiene vivos, esa energía que le dio nacimiento a mi mundo de puntos y líneas, que es la naturaleza misma. Es un llamado a la observación, a la introspección, a el análisis de nuestra mente y nuestros sentidos. Como una idea nos lleva a otra, como una experiencia desemboca en otra, es un diálogo infinito con nosotros mismos. 

¿Qué proyectos desarrollas actualmente y qué lugar ocupan en el panorama cultural donde te desenvuelves?

 Siempre estoy trabajando en varios proyectos a la vez, sin embargo hay uno que me emociona mucho y es el de los murales en espacios públicos. Tengo un proyecto que se llama ‘Juntos somos infinitos’. Un punto o una línea por si solos no son mas que un simple punto o línea, sin embargo cuando junto muchos puntos y líneas como en cualquiera de mis composiciones se vuele un infinito de interpretaciones. De la misma manera como individuos si trabajamos por nuestra cuenta, estamos limitados a nuestro propio talento, mas si nos juntamos con otras personas, otros talentos, nuestras posibilidades de creación se vuelven infinitas. El proyecto consiste en que al terminar un mural de puntos y líneas en un espacio público de cada ciudad, uso el mural como escenario para fotografiar una situación que involucre diferentes expresiones de arte icónicas de la ciudad donde pinte el mural. Esta foto luego está a la venta en una edición limitada de 8 reproducciones (el número 8: símbolo del infinito, título del proyecto) y las ventas de cada foto benefician a una fundación local que promueve el arte en la ciudad donde pinte el mural. Estoy ahora en planeación de 3 murales de este proyecto, uno en Colombia, otro en Egipto y otro en Italia.

Por favor, unas palabras finales para los buscadores de la belleza.

 En lo más simple vive lo extraordinario

Más sobre Pipe Yanguas


Pipe Yanguas es un reconocido fotógrafo colombiano que ha dedicado su carrera a documentar y fotografiar clientes a nivel global desde Sur América hasta el Medio Oriente, como en Europa, y Norte América donde reside desde hace más de 20 años. Yanguas fotografía a sus clientes una y otra vez al menos una vez por año y crea para cada uno de ellos una historia cronológica, resaltando las partes fundamentales de sus vidas. En el 2018 lanzo como fotógrafo y coautor el libro ‘Haiti Rediscovered, The Quintessential Potomitan’, que es un tributo a la mujer haitiana que se ha destacado por el poder emprendedor femenino en Haiti. A la fecha, Pipe continua evolucionando como un artista visual, dedicando actualmente gran parte de su tiempo a su emprendimiento artístico llamado Dots and Lines World (Mundo de Puntos y Líneas). 

Para mayor información, por favor visitar www.dotsandlinesworld.com. Sigue su camino en Instagram @dotsandlinesworld

Tal vez te interese ver:

Artículos recientes

Escritor venezolano y editor principal de The Wynwood Times

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad