Por Florángel Quintana.

Hoy la novedad son los videos aparecidos en la plataforma TikTok de muchachitos haciendo burla en modo “millennials bullying” o intimidación a los milénicos. Allí adolescentes se mofan de las conductas usuales de estos. Los perpetradores pertenecen a la generación Z que corresponde a los nativos digitales, esos que no saben de fonógrafo (o vitrola), ni de tocadiscos y rocola, ni de cassette, ni de CD.

La idea de esos videos es desalentar y molestar, lo que ha existido siempre. Lo que ha pasado desde los tiempos de Maricastaña [esto, obvio, no lo conocen estas dos generaciones]. Nada nuevo bajo el mismo sol inclemente de los estereotipos junto a los prejuicios.

Los millennials llegaron para culpar a un sistema caduco repleto de problemas sociales y de recesiones económicas que les quitaron sus sueños. Los centennials son los adalides de la nueva justicia –verbigracia ver a Greta Thunberg– dispuestos a derribar al mismo sistema corrupto que no le ofrece soñar siquiera. Son una suerte de nihilistas con buen humor que bailan coordinadamente.

Supongo que las madres de los Gen Z no la tendrán fácil. Será, como nos pasó a las Gen X, respecto a nuestros milénicos [“Ok, boomer!”], reaprender y desaprender de nuestra adolescencia. Total, ya lo dijo Aristóteles en su Retórica: “los jóvenes creen que lo saben todo y son obstinados en sus afirmaciones”, es decir, llevamos la vida en el planeta echándonos en cara la brecha generacional.

Lo más sensato en tiempos pandémicos y a la luz de la nueva realidad es propiciar el encuentro intrageneracional. Nos servimos unos de otros. El conglomerado que supone la sabiduría de los aprendizajes diversos, las lecturas procesadas y el acervo cultural se nutre de los avances digitales y las rápidas adecuaciones tecnológicas, y este, a su vez, es nutricio de la experiencia que dejan los años para ocuparnos más bien por el interés mutuo de ser felices.

Artículos recientes

Escritora y cronista.

Columnista en The Wynwood Times:
Vicisitudes de una madre millennial

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies