Género: Drama Familiar. Humor negro
Creado por:  Alan Ball
Temporadas: 5
Episodios: 63
Origen: Estados Unidos
Idioma: Inglés
Locación: Los Ángeles
Lanzamiento: 03/06/2001
Último Episodio: 21/08/2005
Distribución: HBO
Hoy puede verse por: HBOmax

“La muerte es una vida vivida. La vida es una muerte que viene”

Jorge Luis Borges.

Capote Vs. The Swans (Feud Temporada 2) | Series Sobre 9

Capote Vs. The Swans (Feud Temporada 2) | Series Sobre 9

La trama nos habla sobre la relación y posterior pelea entre el afamado escritor Truman Capote y un selecto grupo de damas, pertenecientes a la alta sociedad neoyorquina, a quien el autor de Breakfast at Tiffany’s apodó como sus cisnes.

La insufrible levedad del ánimo yanqui | Manifiesto GenX

La insufrible levedad del ánimo yanqui | Manifiesto GenX

Así, aunque la soledad es el mal del siglo XXI, tenemos la misión de alegrarnos la vida a diario, buscar la conexión con gente buena, amar bastante o enamorarse de vez en cuando y, además, ser capaces de ofrecer nuestro arrollador gentilicio para hacerle a otros su existencia más grata; comenta Florángel Quintana.

Sobre el insulto y su poder corrosivo | Otra mirada

Sobre el insulto y su poder corrosivo | Otra mirada

Se ha vuelto común escuchar en el discurso público que se utilice el insulto como una forma de descalificar, al contrario. Sin importar las tendencias ideológicas o las posturas políticas, se arremete duramente contra el otro … Reflexiones de Miguel Ángel Latouche.

Hablar sobre Six Feet Under (conocida como “A dos metros bajo tierra” en algunos países de habla hispana o como “Seis pies bajo tierra” en otros), es hablar de una de las mejores series de la televisión.

Y no por que lo diga este servidor, sino porque así lo han declarado distintos medios de comunicación. Fue nombrada en tercer lugar por la revista Cinemanía en su lista de “Las 50 mejores series de televisión del siglo XXI”. Apareció en la lista de las cien mejores series que publica la revista Time, al igual que en el listado de las “Mejores 50 series de Televisión” de la revista Empire.

Además la Writers Guild Association la posicionó en el número 18 de su listado sobre las 101 series mejor escritas de la historia de la televisión.

Y si esto fuera poco, la mayor parte de la crítica especializada ha coincidido en catalogar a su cierre, como uno de los mejores episodios finales de la televisión.

Trailer Six Feet Under

Así que vamos a escudriñar en esos dos metros bajo tierra para encontrar las razones de que esta sea una serie tan excepcional.

LA HISTORIA

Los Fisher son una familia que dirige una funeraria en la ciudad de Los Ángeles, conformada por Nathaniel Fisher, el padre; Ruth Fisher, la madre; y sus tres hijos Nathaniel Jr. “Nate”, David y Claire.

La casa funeraria, que se vuelve un personaje más del guion, es también el hogar donde vive la familia y dónde se desarrolla la mayoría de las escenas, bien sea en la planta baja donde se realizan los funerales, en la parte superior donde habita la familia o incluso en el sótano donde se embalsaman los cadáveres.

También están otros personajes que complementan el entorno de los Fisher, como Federico Díaz, el amigo de la familia y experto en tanatopraxia, quién se encarga de componer y preparar a los cadáveres para su funeral; Brenda Chenowith la complicada novia de Nate; o Keith Charles el policía y novio de David.

La trama inicia con Nathaniel  conduciendo la nueva y moderna carroza fúnebre que acaba de adquirir, recibe una llamada de su esposa Ruth y esta lo regaña al percatarse de que está fumando: “Nathaniel, a la gente no le gusta meter a sus muertos en un lugar que apeste a cenicero”. De pronto un autobús impacta contra la carroza y Nathaniel muere.

Este evento hace que Nate, el hijo mayor, regrese a casa, luego de varios años de ausencia, para el funeral de su padre

Pero lo que en principio iba a ser solo una visita de algunos días, termina arraigando a Nate tanto a su familia como al negocio funerario del cual siempre huyó.

Inicialmente la historia parece centrarse en un típico drama de familia disfuncional. Sin embargo, rápidamente nos damos cuenta que el asunto es más profundo y va más allá de los problemas puntuales que cada personaje vive.

Nate es un mujeriego con pánico al compromiso. David intenta ganarse el respeto y reconocimiento de su familia. Claire comienza a experimentar el sexo en su camino de autodescubrimiento. Brenda lucha con los fantasmas de su pasado y su pulsión sexual insaciable. Keith quiere formar una familia junto a David pero aún debe resolver sus inseguridades sobre cómo puede afectar su orientación sexual en su trabajo de policía. Federico quiere ser socio de los Fisher pero se siente discriminado por sus orígenes latinos. Y Ruth siente pánico de abrirse nuevamente a la vida, más allá de sus responsabilidades como esposa y madre.

Todos buscan una resolución definitiva a sus conflictos y la muerte, presente en los 63 capítulos de la serie, es quien los confronta y les hace reflexionar sobre el tiempo que han perdido enterrándose en sus miedos, fracasos, inconformismos y frustraciones en lugar de salir a la superficie y vivir.

En ese sentido, el creador y escritor de la serie Alan Ball, se planteó las siguientes interrogantes para la realización del piloto: “¿Quiénes son estas personas? ¿Estos directores de casas funerarias que contratamos para que enfrenten a la muerte por nosotros? ¿Cómo eso afecta sus vidas, el crecer en un hogar donde hay cadáveres en el sótano, el ser un niño e ir junto a tu padre que está  trabajando en un cuerpo abierto encima de una mesa? ¿Cómo te afectaría eso a ti?”

LOS PERSONAJES

La interpretación que cada actor hace de su personaje es estupenda. Verlos es como poner a un niño frente a un carrito de espléndidos postres y pedirle la difícil tarea de que elija uno.

Pero si tuviera que hacer un listado iniciando por mi personaje favorito, sin duda comenzaría por las tres mujeres principales de esta historia.

Una madre cincuentona, una mujer de mediana edad y una joven en sus últimos años de adolescencia, son los personajes —sin desmeritar para nada a los masculinos— mejor escritos de la historia.

RUTH FISHER.
No cabe duda sobre la calidad interpretativa de la gran Frances Conroy (American Horror Story, Desperate Housewives, Perfume de mujer, Joker), pero su Ruth se encuentra entre lo mejor que he visto de su carrera. Ruth es una cebolla humana, posee tal cantidad de capas que es imposible de descifrar, tanto para su familia como para el espectador. Es un placer verla en acción, tan impredecible como la vida misma. Su actuación por este rol le valió el Globo de Oro, el SAG Award y el Emmy como mejor actriz en una serie de drama.

BRENDA CHENOWITH.
Rachel Griffiths (Hillary & Jackie, La boda de Muriel), obtuvo el Globo de Oro como actriz de reparto en serie de drama por el gran trabajo realizado con este personaje. Se trata de una mujer adinerada y con una seria adicción al sexo. Fue criada por unos padres psicólogos pero sumamente disfuncionales y luego está Billy, su hermano esquizofrénico que además siente una obsesión sexual por ella.

Brenda conoce a Nate de manera casual en un aeropuerto, e intempestivamente tienen sexo. A partir de ese momento surge el amor entre ambos, pero Brenda deberá luchar contra su familia, contra el temor al compromiso de Nate y contra sus propios demonios para intentar ordenar sus sentimientos y alcanzar una añorada paz.

CLAIRE FISHER.
Es la hermana menor de los Fisher y la artista de la familia, aunque en las primeras temporadas aún está en búsqueda de su vocación, pero sobretodo de sí misma.

Su relación con su madre es de constante conflicto y se aísla de todos al no sentirse identificada ni con su entorno, ni mucho menos con el negocio familiar. También es vista en su escuela como el “bicho raro” para lo cual, el hecho de que su auto sea una vieja carroza funeraria de color verde, tampoco ayuda mucho.

Claire es el personaje con mayor evolución en la trama y está estupendamente trabajado por la actriz Lauren Ambrose (In & Out, Yellowjackets).

NATE FISHER.
Se puede decir que es el personaje en que se centra el mayor peso de la historia.  Nate, no quiere vincularse con nada ni con nadie. Vive escapando de su familia, de sus relaciones y de cualquier cosa que pueda significar compromiso y obligación. Y justamente el destino se encarga de poner todos sus temores frente a él, una y otra vez, hasta que no le quede otra opción más que enfrentarlos. Peter Krause (Parenthood, The Truman Show), estelariza este complicado papel.

DAVID FISHER.
Antes de hacernos cómplices de Dexter, el asesino serial más carismático de la televisión; Michael C. Hall ya nos había cautivado con su interpretación en esta serie. David ha tenido que delegar su vida personal a un segundo plano, manteniendo oculta su homosexualidad,  para asumir las riendas del negocio familiar una vez que su hermano mayor decidiera escapar de tal compromiso.

Sin embargo, David no se siente valorado por su familia. Su padre no reconoce su capacidad para el trabajo, prefiriendo como ayudante a Federico, aunque este no sea miembro de la familia y su madre solo quiere que Nate, su favorito, vuelva a casa y ocupe su puesto en “Fisher & Sons Funeral Home”. Para colmo, con la repentina muerte de Nathaniel, David debe asumir el puesto de hombre de la casa, lo cual le hace sentirse atrapado, como si lo hubieran enterrado “a dos metros bajo tierra”, en una realidad de la que parece no poder escapar.

A pesar de contar con el apoyo de Keith, su pareja; los conflictos e inseguridades de David, sumadas a las necesidades y dudas de Keith, harán tambalear la relación entre ambos y generar en David el pánico de perder la única cosa que le da sentido a su vida.

El resto del elenco está conformado por:

Mathew St. Patrick como Keith; Freddy Rodríguez como Federico; Jeremy Sisto como Billy Chenowith y Justina Machado como Vanessa, la esposa de Federeico.

Además el reparto cuenta con un grupo de primerísimas figuras en memorables actuaciones, como Patricia Clarkson, Katy Bates, James Cromwell, Lili Taylor, Joanna Cassidy y Richard Jenkins como Nathaniel Fisher.

REALIZACIÓN

Según su creador, Alan Ball, el título de la serie no hace alusión simplemente a la profundidad de una tumba. También se refiere a: “Aquellas emociones y sentimientos que se mueven bajo la superficie. Cuando uno se encuentra rodeado de muerte, para hacer contrapeso a esto, hay necesidad de cierta intensidad en la experiencia, en la pulsión de escapar. Es la fuerza de vida que trata de abrirse paso a través de todo ese sufrimiento, dolor y depresión”.

En ese sentido la producción ha utilizado interesantes recursos para crear un balance visual entre lo real y lo onírico.

Empezando por las imágenes de los créditos iniciales, que junto a la música compuesta por Thomans Newman, ya nos prepara para un inquietante viaje.

Luego está el detalle de que todos los episodios inician con una muerte —las cuales van desde las causas más comunes, pasando por situaciones  grotescas, hasta otras que provocan risa— la escena culmina con un fundido en blanco donde aparece el nombre del difunto y sus fechas de vida.

Este mismo fundido se utiliza para el cierre de escenas importantes y enmarcar el final del capítulo.

De esta forma se busca asociar esos fundidos con la “luz blanca” que presuntamente la gente en el momento de morir.

También la realización juega con pinceladas de ironía, sarcasmo y humor negro. No es casual que la carroza fúnebre de Claire, este pintada de verde, un color asociado a la salud y la esperanza.

También, en algunos episodios aparecen spots publicitarios, casi siempre vinculados al negocio funerario, que luego surgen en la trama para contrastar la situación del funeral, con algún conflicto personal de los Fisher.

El surrealismo también está presente en la serie a través de un recurso argumental donde varios de los protagonistas mantienen conversaciones con los fallecidos. Algunos difuntos hablan desde el ataúd o en alguna otra estancia de sus propios funerales; otros mientras los están embalsamando en el sótano; y luego está Nathaniel que se le aparece a su esposa o a alguno de sus hijos para entablar esa conversación “que quedó pendiente”. Y de esta forma el espectador ve exteriorizados los diálogos internos que existen en la mente de cada personaje, sin recurrir a la típica voz en off y así lograr una mayor correlación con el mensaje definitivo de la serie: Atreverse a vivir la vida para que la muerte nos encuentre felices.

Han pasado dieciocho años desde la última emisión de esta excelente serie, pero gracias a contar con un guión poderoso, unos personajes entrañables y presentarnos el mejor final de la televisión, SIX FEET UNDER sigue más viva que nunca y siempre será un buen plan…

…BACK TO THE SERIE.

Tal vez te interese ver:

Artículos recientes

Actor y cronista teatral

Richard Rey nos comparte su punto de vista sobre la actualidad en el teatro, el cine y la televisión, así como algún otro tópico vinculado a estos medios a través de su columna Textos y guiones, siempre aderezada con un toque de su cáustico sentido del humor.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad