Desde el 18 de noviembre hasta el 4 de diciembre se podrá visitar la exhibición “Homenaje a Jesús Soto” en los espacios del Cubo Negro. El horario es de lunes a viernes de 11:00 a.m. a 6:00 p.m.; los sábados de 10:00 a.m. a 4:00 p.m. y los domingos de 11:00 a.m. a 3:00 p.m.

La exposición “Homenaje a Soto” abrió sus puertas para los venezolanos con una selección de piezas elaboradas entre 1946 y 2004. De acuerdo con la curadora de la muestra Thaia Rivero, el espectador que la visite tendrá ante sí una “basta trayectoria de Soto. ( .. ) Todas las piezas expuestas son un hito”,  precisó.

Durante la inauguración de la exhibición, el pasado jueves 17 de noviembre, en la plaza central del edificio, ubicada en el nivel SC-3,  justo debajo de la obra del artista, Volumen virtual suspendido, 1979 que flota como lluvia perenne, Manuel Torres, vicepresidente ejecutivo del Grupo Orión, reiteró que el maestro Soto “es uno de los grandes artistas plásticos de la modernidad y, aunque el arte no tiene patria y es patrimonio de todos los seres humanos, tenemos la fortuna de que Soto sea venezolano.”

El exilio, los recuerdos y Cadenas

El exilio, los recuerdos y Cadenas

Acerca del exilio uno pudiera decir muchas cosas, pero creo que lo peor de todo son las devastaciones que van quedando en el alma”, expone Miguel Ángel Latouche.

El Grupo Orión ha sido el encargado de rendir este primer homenaje a Soto de cara al centenario de su nacimiento. La exposición se podrá visitar en los espacios del Cubo Negro y estará abierta desde el 18 de noviembre hasta el 4 de diciembre, de lunes a viernes de 11:00 a.m. a 6:00 p.m.; los sábados de 10:00 a.m. a 4:00 p.m. y los domingos de 11:00 a.m. a 3:00 p.m.

Rivero explicó que la muestra  agrupa “dos bodegones de finales de los años cuarenta, su etapa de formación; una vibración de 1961, perteneciente a la serie de las llamadas “gomas”, en la cual abandona temporalmente la ortogonalidad, otra fechada en 1970, en donde las varillas metálicas flotan sobre la trama del fondo; un amplio mural tridimensional de 1968…Por lo demás… El movimiento de las ambivalencias se aprecia en Tres valores con ladrillo, 1980… La persistente investigación en torno a la inmaterialidad se percibe con profundidad en los “nylons” y las “escrituras” realizadas durante sus últimos años”. 

El espectador tendrá la posibilidad de visitar otras dos salas. En una podrá disfrutar de la proyección del video realizado en 1961 por Ángel Hurtado, titulado “Soto una nueva visión del arte”, y en la otra sala apreciará cinco videos del trabajo de cuatro años con el maestro Soto y un grupo de amigos músicos llevados de la mano por el compositor Chuchito Sojo.
A la inauguración asistió como invitado especial el embajador de Francia en Venezuela, Romain Nadal, quien recordó  la vinculación e importancia de Soto para ambos países: “Para un embajador de Francia en Venezuela”-puntualizó- “la tentación podría ser grande en considerar a Soto como un artista francés. Hoy lo celebramos desde esta amistad franco-venezolana y sé que será el primero de varios homenajes previstos a los cuales la embajada se honrará siempre de participar”. 

Isabel Soto, hija del artista, agradeció al grupo Orion por la iniciativa “que es el primero de la seguidilla de eventos que se van a organizar en toda América Latina, el año próximo a propósito de la conmemoración del nacimiento de Jesús Soto.”. Al mismo tiempo invito a los venezolanos a acercarse a la obra de su padre que ella está segura “que será del agrado de los asistente”

A esta exposición que constituye el primer homenaje al maestro venezolano más renombrado y con mayor difusión internacional del siglo XX, se unió el Centro de Arte Los Galpones con dos actividades en sus espacios: una proyección del documental “Soto y los hombres volaron de tus manos” de la cineasta Marilda Vera que se proyectará  el jueves 24 de noviembre a las 4:30 p.m., un taller para niños que se realizará el día sábado 26 de noviembre y, adicionalmente, la realización de un mural con imagen de la exposición.  

El interés del Grupo Orión con esta actividad “es acercar a los espectadores al mundo de las formas y los movimientos insospechados de este venezolano universal”. Para Tahia Rivero, “la trascendencia de la obra de Jesús Soto radica en el sorprendente efecto de movimiento que produce, y es que, al pasar frente a su obra. Sucede lo inesperado, la percepción de la realidad no es la misma, el plano vibra, salta, se mueve. La mirada pone en movimiento aquello que suponemos estático y libera la percepción del mundo en todo aquel que lo observa”.

Tal vez te interese ver:

Artículos recientes

Nota de prensa

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad