LIBRO – Foto por Astrid Hernández

Por Wilson Prada.

Reconstruir la memoria de los protagonistas de la actividad fotográfica en Venezuela desde sus aportes y motivaciones se ha convertido en un reto, no solo por la pérdida de documentos físicos, sino además por la creciente ausencia de formas directas de conocer las convicciones, esfuerzos, logros y caídas que acompañaron a los personajes desde su vida artística, familiar e institucional. Pero las respuestas no se hacen esperar. Hace pocos días apareció en escena Un secreto sobre un secreto: un nuevo libro cuyo título emerge de las afirmaciones de Diana Arbus para definir la fotografía. Un libro que marca el comienzo de una nueva colección, ello nos hace pensar que cada obra es un nuevo nacimiento, una relectura de nuestras convicciones, más aún si esta toca fibras sensibles y dan cuenta de gran parte de la historia de un creador respecto a su relación con el entorno.

El exilio, los recuerdos y Cadenas

El exilio, los recuerdos y Cadenas

Acerca del exilio uno pudiera decir muchas cosas, pero creo que lo peor de todo son las devastaciones que van quedando en el alma”, expone Miguel Ángel Latouche.

Sabemos que esta tarea lleva años de investigación y acumulación de evidencias; afortunadamente este primer libro de la colección “En foco” nace de la unión de ideas entre Abediciones, que tiene a bien dirigir Marcelino Bisbal en la Universidad Católica Andrés Bello, y el Archivo Fotografía Urbana guiado por Diana López y Vasco Szinetar.  

La colección tenía que abrir marcando un hito y así sucede cuando la protagonista es María Teresa Boulton: crítica, investigadora, historiadora, además de gestora de importantes proyectos en el campo de la fotografía nacional e internacional.

Johanna Pérez Daza y María Teresa Boulton – Foto por Astrid Hernández

El texto se desarrolla a través de una entrevista a tinta completa que presenta a una mujer sin medias tintas, una mujer que construyó su laboratorio en la efervescente movida fotográfica latinoamericana de los años 60 y que aún hoy mantiene activo, así que mientras muchos de los fotógrafos venezolanos nos encerrábamos en nuestro cuarto oscuro para hacer lo que bien sabíamos hacer, ella utilizaba el laboratorio de afuera, el del contexto, el de la gestión, el de educar, hacer crítica y tratar de dar un orden histórico al ambiente siempre enrarecido de una fotografía  a la que le era negado el estatus de arte.

Afortunadamente la tarea de este libro recayó en Johanna Pérez Daza, comunicadora, investigadora y docente quien también dejó de lado el cuarto oscuro de la fotografía para llegar al cuarto iluminado de la investigación. Tal vez por eso, Un secreto sobre un secreto se me antoja un homenaje a la complicidad entre dos mujeres que tienen amores comunes aun siendo de generaciones distintas. Creo que nadie más pudo haber cumplido esta tarea dada la cercanía de ambas, pues el destino había tendido el puente desde varios años atrás hasta compartir una complicidad que solo ellas conocen. Pérez-Daza cultiva ese afán por descubrir el pasado, escudriñar en las motivaciones, escarbar en lo olvidado. Ella tiene la virtud de unificar y narrar. Por su parte, María Teresa cultiva su capacidad de crear, gestionar y difundir para apoyar a otros desde la fuerza de la crítica y la investigación. Por eso este libro es el resultado de largos encuentros, largas conversaciones de esas que ocurren en una mesa extendiendo recortes, páginas subrayadas, copas, catálogos y cartas de esas que se vuelan cuando intentas respirar profundo para exhalar el suspiro alrededor de las notas. Esos encuentros poco a poco afinan las preguntas, transcurren desenredando el hilo de la historia hasta que los ojos fijan la mirada entre el llanto y el orgullo como escogiendo un punto en la pared donde fijar los recuerdos.

Foto por Astrid Hernández

Un secreto sobre un secreto es el resumen de lo que María Teresa Boulton significa como mujer en todas sus etapas y en todos los aportes que a lo largo de su inmensamente productivo oficio ha brindado, no solo a la fotografía venezolana, sino de la fotografía latinoamericana en general. Eso, como es de esperarse, ha dejado marcas en quiénes la aman, así como en quienes la enfrentan. De algún modo todos se preguntan el porqué de la diversidad de sentimientos, pues los invito a este encuentro con esta entrevista en la cual María Teresa Boulton está expresada en todo su abecedario, allí están las respuestas para cuatro generaciones de un país ansioso por recuperar parte de su historia visual descosida a fuerza de borrones ideológicos.

La hermosa paradoja de este libro es que Un secreto sobre un secreto termina develando el secreto mismo que le dio origen. 

Desde Arts Connection Foundation saludamos el nacimiento de esta colección y felicitamos a todos los protagonistas de su existencia.

Fotografías de Astrid Hernández 

Tal vez te interese ver:

Artículos recientes

Nota de prensa

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad