Mística y delirio en el arte de Ender Rodríguez

Mística y delirio en el arte de Ender Rodríguez

El arte de Ender Rodríguez desarrolla temas desde lo cotidiano y existencial hasta el contacto con experiencias límite en lo psíquico y espiritual. Conozcamos más de él en esta entrevista exclusiva.

Un segundo piso de Knockout en Miami

Un segundo piso de Knockout en Miami

Durante los años sesenta, un segundo piso en South Beach logró que a Miami se le considerara la meca mundial del boxeo. The 5Th Street Gym y los hermanos Chris y Angelo Dundee.

Lucha del cuerpo | Literatura viva

Lucha del cuerpo | Literatura viva

Para el cuerpo la escritura es una guerra voluntaria, una lucha eterna. Así lo describe Jan Queretz en este corto ensayo literario para su columna Literatura viva

En el año 2019, de curiosa, tuve la fortuna de observar el montaje de algunas obras de la vigésima segunda Feria Iberoamericana de Arte, Salón Jóvenes con FIA presentada en el Centro Cultural de la Universidad Católica Andrés Bello. Evidentemente muchas obras se destacaron pero una en particular apresó mi ojo y fue una Instalación titulada Psiquiátrico de la fotógrafa Valeria Delgado.

El psiquiátrico en mi vida tuvo y tiene una atención muy singular porque pasé unos 15 años de mi juventud compartiendo emociones con pacientes psiquiátricos. Por supuesto, de aquello no se podía hablar, decir a los amigos que tu madre o tu abuela eran bipolares o esquizofrénicas generaba cierto desazón en algunos.  Ese tema se manejaba con absoluta discrecionalidad, porque según los expertos estas enfermedades podían llegar a ser hereditarias.

En la Instalación de Valeria Delgado me conecté inmediatamente con todo aquello que viví con mi madre y con mi abuela pero también me enlacé con uno de los cuentos que me han acompañado por siempre adónde quiera que me desplace y es Sólo vine a hablar por teléfono de Doce Cuentos Peregrinos del célebre Gabriel García Márquez. En la escenografía de Valeria Delgado encontré a María frente a la malvada Herculina pidiéndole ayuda, que ésta última nunca ofreció.

Recuerdo observar a Valeria siempre en compañía de su hermana. Trabajaba cada elemento de su instalación con meticulosidad y con cierto recelo. Allí estaban los rostros y las camisas de fuerza de muchas Marías, quienes gritaban al unísono “No estoy loco”. Allí estaba mi Olga María, mi madre y también Ana María del Rosario, mi abuela.  

Producto de esta pandemia que ya va para 10 meses volví a toparme con mi interdependencia, apareció nuevamente en mi vida (eso que llaman los psiquiatras) los estabilizadores del estado de ánimo y que afortunadamente, hasta ahora, he sabido manejar. Ya hoy no los necesito.

La pandemia me pidió que contactara a la fotógrafa y bella diseñadora de modas Valeria Delgado y es a ella a quien le debo el honor de crear y recrear toda esta historia. Ella hoy es la protagonista de esta entrevista. Se las presento.

¿Por qué una joven de 27 años de edad se ocupa o se detiene a recrear instalaciones relacionadas con un psiquiátrico?

Esto comenzó desde que estoy estudiando fotografía, fue a los 19 años de edad; al principio trabajaba la foto en blanco y negro y me detenía a observar la luz y la textura; luego de tanto revisar me vino el pensamiento de realizar las prácticas con algo que a mí me gustara realmente. Comencé a investigar sobre el trasfondo de la conducta humana porque la carrera que siempre quise estudiar fue psicología, pero en su momento no se pudo.

 Quise unir esa afición por conocer el trasfondo de la conducta humana a través de la fotografía ¿A qué obedece que  nosotros nos comportemos de alguna manera?  Hay un porqué que va más allá de cómo lo estamos observando,  ¿Cómo dentro de una persona pueden existir distintos estados de ánimo?  Eso fue lo que más me gustó de mi investigación, primero producto de la lectura pero luego en la práctica.

Siento que de alguna manera he recreado la psicología, me gustan esos altos contrastes en la vida; me gusta el drama.  Te cuento además que he ido a un consultorio y me pongo detrás del psicólogo a escuchar los testimonios de los pacientes, plasmo mis ideas y luego las recreo en otra atmósfera.  Logro sentir, estar, y me siento en esos momentos la protagonista. Luego por supuesto me desvinculo y paso entonces a observar todas las imágenes, las cuales tienen mucha energía.

Y además quiero decirte que no son energías negativas, como muchos me lo han señalado, por el contrario se trata de una  energía positiva, de una añoranza, de un recuerdo, todo esto dependiendo de la escena tienen, a mi juicio, una carga emocional que no es negativa.  Todo esto es plasmado en mi obra y seguiré creando sobre estos temas porque son los que me interesan.

 

 

Y en ese sentido ¿Qué significado tienen en la vida de Valeria Delgado las enfermedades psiquiátricas?

El hecho de conocer la conducta humana y sus manifestaciones de explorar ese mundo interno, inquieto y alucinante que existe detrás de cada persona es lo que más me ha interesado en mis investigaciones, he querido expresar estas manifestaciones en la fotografía y mostrarlas al público para que cada vez seamos más conscientes de nuestra salud mental, ya que todos estamos expuestos a este torbellino.

 

 

¿Y qué significa la vida para Valeria Delgado

 Esa pregunta es muy interesante y muy importante ahora; la vida para mi es una enseñanza, un sentir, una vivencia, la vida es mi fotografía que se maneja en un alto contraste, con luces y sombras.

En el año 2019 tuviste una participación muy destacada en la Feria Iberoamericana de Arte,  Jóvenes con FIA mostrada en el Centro Cultural de la Universidad Católica Andrés Bello. Por favor, háblame de esta obra, de su vida, de tu vida vinculada con aquella Instalación titulada Psiquiátrico

Trabajé durante año y medio para darle vida a esta pieza; la construcción de los bocetos los hice en absoluta tranquilidad y armonía. Para ello, quise hacer una investigación más profunda y me dediqué a visitar el psiquiátrico de Bárbula, ubicado en Naguanagua, Valencia, estado Carabobo. Debo confesarte que sentí que rodaba una película de terror, sentí miedo. 

 

 

Probablemente para algunos tu arte exprese un drama y momentos de angustia, traigo a colación a Edvard Munch quien sufría fuertes depresiones y nos dejó grandes obras como por ejemplo El grito que tiene una fuerza psicológica muy notoria. Observo, guardando las distancias, claro está, cierta influencia de este ser extraordinario en tu obra ¿Eso es así?

Yo te respondería que efectivamente hay un grito de emociones, de recuerdos, vivencias, de mis inquietudes, se trata de la sensibilidad que reposa en mí, que está en mi alma; esa es mi esencia plasmada en imágenes.

 

 

TAN FUERTE Y TAN DÉBIL, EL AGUJERO DEL INFIERNO, MI MENTE, UN INFIERNO, ALUCINACIONES DE UNA MENTE ATORMENTADA escrito todo en mayúsculas son algunos de los títulos de tus piezas exhibidas hasta el presente ¿Son las obras de Valeria Delgado un infierno o por el contrario una gloria

El desnudo emociona, yo no veo mis obras como un infierno, yo las veo por el contrario como una expresión de luz, es un desahogo, es esa luz y felicidad plasmada en la fotografía. Tener la posibilidad de recrear un escenario y expresar con cada elemento me origina una gran satisfacción y  felicidad. He podido sanar un pasado a través del arte, ese es el concepto que quiero manejar, sanar un pasado, una vivencia, o un recuerdo.

 

 

Explícame cómo es eso de que “En la fealdad se halla la divinidad de un alma sentimental”.

Esa frase es producto de las opiniones de un público que cataloga como negativa mi obra; me han dicho que no son bonitas ni decorativas, para algunos mis obras tienen una carga emocional muy fuerte y eso es a propósito de los matices que te genera una fotografía. Centro mi trabajo en la observación y me ubico en la posición y en los sentimientos del otro. Aquello debe ser un mundo tormentoso pero dentro de ese mundo también puedo percibir un disfrute y un goce. Todos somos vulnerables. En ese sentido, Valeria no es la obra, yo sólo soy un vehículo de todo ese proceso creativo que expreso a través de la mirada de otros. Esas personas necesitan compresión y necesitan de los demás. De ahí que mis obras expresen esos sentimientos.

Quiero que ahora hablemos un poco de tu intimidad  ¿Qué te gustaba de niña?  ¿Cómo llegaste a conectarte con el arte, con la fotografía, con la moda?

 Solía ser muy solitaria. Recuerdo que hacía juegos donde yo estaba jugando con un teléfono y recreando ese espacio. Esa escena me gustaba, parecía como un portal en el que hallaba dos mundos. En un sitio encontraba los juegos y al pasar la pared me veía en unos espejos. Yo creo que mi infancia me llevó a explorar siempre y a descubrir el arte que hay dentro de mí. Yo tenía una cámara antigua de revelado instantánea pero no funcionaba y en mi imaginación yo transformaba los espacios y eso era muy  interesante; era fantástico jugar con esa cámara.

 

Cuando decido estudiar diseño de modas empecé a realizar trajes de fantasía porque era una exigencia académica pero eso no me llenaba, cuando le hacía las fotos a las modelos descubrí la foto artística y la foto conceptual y eso fue lo que me cautivó, fue maravilloso y es en ese momento cuando surge toda la integración.

 

Valeria Delgado es TSU en Diseño de Modas, egresada del Instituto de Diseño Charles Worth, ubicado en Valencia, estado Carabobo y fotógrafa egresada del Centro Cultural Eladio Alemán Sucre (El Carabobeño) y de Prada Escuela de Fotografía ubicada en  Maracay, estado Aragua.

Se ha presentado en numerosas exposiciones colectivas, destacando su trabajo en la exposición fotográfica Incubadora Visual con su obra Mi mente, un infierno en el Centro de Arte los Galpones, Caracas. De igual forma estuvo en la Bienal 68 Salón Arturo Michelena en Valencia, Venezuela y en la exposición DA VINCI, con su obra El fantasma de la agonía mostrada en la Asociación Venezolana de Artistas Plásticos AVAP, Caracas, Venezuela, entre otras.

 

Contacto:

  • Instagram @valeriadelgadolamas

 

Tal vez te interese ver:

Artículos recientes

Licenciada en Comunicación Social, locutora y cursante Doctorado en Educación UCAB.

Colaboradora y articulista de The Wynwood Times.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad